El papel de los padres para lidiar con el estrés de los adolescentes

Desde la invitación a ir a un baile hasta el embarazo, las causas de estrés en los adolescentes pueden ser variadas. Los jóvenes se enfrentan a muchas presiones a pesar de su juventud, por lo que puede ser difícil para ellos el enfrentar todos los conflictos y las prioridades que aparecen en sus vidas. Los padres pueden llegar a empeorar las situaciones de estrés en los adolescentes cuando les exigen demasiado y tienen demasiadas expectativas sobre ellos. Sin embargo, según el sitio de internet KidsHealth, ellos pueden ayudar mucho a disminuir el estrés en sus hijos y enseñarles cómo abordarlo de una manera productiva.

Los padres que presionan a sus hijos

Quieres lo mejor para tu hijo, pero a veces el exigir demasiado a los adolescentes puede ser una causa de estrés en ellos. Pon las cosas en perspectiva: aunque las buenas calificaciones son importantes, el reprender a tu hijo por haber sacado una B puede hacer que se presione demasiado a sí mismo. Algunos padres también obligan a sus hijos a participar en muchas actividades extracurriculares, ya sea porque se verá bien en su expediente cuando busque una universidad o porque piensan que el estar ocupado todo el tiempo es una forma de llegar a la felicidad. Escucha a tus hijos. Aliéntalos a participar en actividades que disfruten, pero no los fuerces a entrar a una serie de deportes todo el año o a unirse a todos los clubs que ofrezcan en su escuela.

Enseña a tus hijos a manejar el estrés

Muéstrale a los adolescentes todas las técnicas que puedas para que ellos puedan probar diferentes estrategias y vean cuál les funciona mejor para aliviar su estrés. Por ejemplo, aliéntalos a hacer ejercicio. De la misma forma, comer en horarios regulares y consumir lo menos posible de cafeína podría servirles para el estrés.También pídeles que hablen de lo que les molesta y sugiéreles que expresen sus sentimientos de forma creativa a través de actividades con el dibujo o la escritura. Según Your Teen for Parents, las técnicas de respiración para relajarse pueden resultar muy útiles, así como el yoga o la meditación. Repítele a tu hijo que no siempre tiene que hacer las cosas perfectamente y que a veces lo "suficientemente bueno" en verdad lo es. También podría ser útil decirle a tu hijo que está bien el admitir que estás triste o enojado y que no hay razón para que uno se avergüence de sus sentimientos.

Disminuir el estrés en los adolescentes

El sitio de internet Health Guidance sugiere que mantener una comunicación abierta entre padres e hijos puede ayudar a reducir el estrés en los adolescentes. Si tu hijo necesita ayuda o desea desahogarse, asegúrate de estar disponible para hablar con él. Equilibra la vida de tu hijo; no cada instante debe estar planeado dentro de la rutina, a veces el tener una noche de helado o dejarlo ver películas de terror con su mejor amigo es todo lo que necesita. Si tu hijo requiriera ayuda extra, podrías sugerirle entrar a un grupo de apoyo o hablar con su consejero escolar.

Causas de estrés en los adolescentes

Según la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, los adolescentes se sienten estresados por diversas razones. Algunas de las causas más comunes son los problemas con sus amigos, demasiadas actividades, expectativas muy altas respecto a sí mismos, dificultades para lidiar con los cambios de sus cuerpos y preocupación por su futuro. Otros eventos que les producen estrés son el fallecimiento o la enfermedad de algún familiar, el divorcio o los problemas económicos.

Pon el ejemplo

Si quieres que tu hijo aprenda a tener una perspectiva saludable de la vida y a manejar su estrés, tienes que poner el ejemplo. Busca equilibrio en tu propia vida y, cuando llegues a sentirte estresado, respira profundo, habla con alguien en quién confíes, sal a caminar o toma un baño de burbujas, lo que sea que te haga sentir bien y que te haga volver a pensar de forma positiva.

Más galerías de fotos



Escrito por kathy gleason | Traducido por karly silva