El papel de los jugos en tu salud ocular

Beber jugos es un modo popular de ingerir grandes cantidades de nutrientes sin tener que consumir un gran volumen de frutas y vegetales. A menudo se obtiene el jugo utilizando máquinas que filtran de forma eficiente el jugo de las frutas o vegetales, pero también puede lograrse por métodos manuales. El residuo que queda contiene fibra soluble e insoluble además de semillas y cáscaras, por lo que algunas personas prefieren mezclar frutas y vegetales enteros en vez de volverlos jugo. Sin embargo, los extractos o jugos de algunos vegetales y frutas aportan nutrientes importantes para la salud ocular.

Jugo de zanahoria fresco

A menudo se considera a las zanahorias como las portadoras de la mayor cantidad de nutrientes para la salud ocular, por lo que volverlas jugo te aporta una enorme dosis de nutrientes sin tener que digerir toda su fibra. Las zanahorias contienen altos niveles de vitamina A como beta-caroteno, que es un nutriente esencial para el funcionamiento correcto de nuestros ojos. La vitamina A es necesaria para formar y mantener las delicadas membranas que protegen el ojo y párpado y que son benéficas al proteger de las basuras y brindar lubricación. Además, la vitamina A permite la producción de rodopsina, un pigmento sensible a la luz que la retina utiliza para lograr agudeza visual en condiciones de poca luz. Las zanahorias también son buenas fuentes de vitaminas C y K.

Jugo fresco de zanahoria

Las naranjas son una muy buena fuente de vitamina C, un poderoso antioxidante capaz de eliminar los radicales libres que pueden dañar las células sanguíneas y deteriorar otros tejidos entre los que se incluyen los oculares. Un estudio publicado en la edición de 1999 de la "Revista de Epidemiología Clínica" reportó que altos niveles de vitamina C en sangre se asociaban con la reducción de formación de cataratas en estadounidenses de edad avanzada. Además, las fuentes alimenticias de vitamina C disminuían el desarrollo de degeneración macular en el interior del ojo. El jugo de naranja también es una buena fuente de luteína y zeaxantina, dos carotenoides con propiedades antioxidantes.

Jugo fresco de perejil

Puede ser que el perejil no tenga un sabor tan apetitoso como otras frutas y vegetales, pero es muy nutritivo y promueve el aliento fresco. De forma específica, el perejil es una buena fuente de beta-carotenos y de las vitaminas C y E, además de una gran fuente de luteína y zeaxantina. La luteína se encuentra dentro de la mácula lutea, la región central de la retina que determina una visión clara, y trabaja en manera conjunta con la zeaxantina. Un estudio publicado en 2004 en una edición de "Optometría" descubrió que la visión mejoraba mucho en los pacientes mayores que padecían de degeneración macular después de que se les daba suplementos de luteína. La luteina y la zeaxantina absorben la luz azul y protegen a las células foto-receptoras de la retina del daño solar. La luteina también puede reducir el riesgo de formación de cataratas.

Jugo fresco de arándano

Los arándanos, similares a las moras azules, son una buena fuente de vitaminas E, A, C y antocianósidos. Los antocianósidos son poderosos antioxidantes que reducen la inflamación de los vasos sanguíneos, particularmente de los pequeños vasos que nutren los tejidos del ojo. En muchas ciudades europeas se considera que los arándanos son un remedio efectivo para combatir las alteraciones degenerativas oculares como degeneración macular, miopía progresiva, glaucoma y cataratas, como señala "Herbolaria Medicinal".

Jugo fresco de pasto de trigo (wheatgrass)

Probablemente los amantes de los jugos vean al pasto de trigo como el alimento menos apetitoso del que pueden beber y, de hecho, se necesita una extractora de jugo especial para obtener sus líquidos, pero se trata de un alimento de primera calidad. El pasto de trigo contiene prácticamente el espectro completo de las vitaminas, minerales y aminoácidos. Es especialmente rico en antioxidantes y contiene más vitamina C que las naranjas y el doble de la vitamina A de las zanahorias, como señala la "Guía Nutricional y de Alimentos Completa de la Asociación de la Dieta Estadounidense". Debido a su alto contenido en clorofila, el pasto de trigo aumenta la hemoglobina y la producción de glóbulos rojos, lo que la da a tu sistema ocular más oxígeno.

Más galerías de fotos



Escrito por owen bond | Traducido por karly silva