¿Qué papel juegan los padres en el desarrollo del cerebro de un bebé?

Los cerebros de los bebés son impresionables durante los primeros años de vida. Según Zero to Three, un sitio web del National Center for Infants, para los niños pequeños y sus familias esta plasticidad es un arma de doble filo. Si un bebé recibe todo lo que necesita, tiene una mejor oportunidad de estar a la altura de su potencial, pero aquellos a los que les falta elementos clave o experiencias podrían llevar esos déficit a la edad adulta.

Genética

Una de las principales formas en que los padres contribuyen al desarrollo del cerebro es a través de su genética. El cerebro de tu bebé comienza a desarrollarse tan sólo unas semanas después de la concepción. Las primeras etapas de crecimiento están determinadas por los genes que contribuyen ambos padres. De acuerdo con Zero to Three, los genes proporcionan el mapa de cableado para el cerebro. El ADN le da al niño el potencial intelectual, y podría determinar la rapidez con que el cerebro procesa y sintetiza la información definitiva. Pero los genes no son el único factor en el desarrollo cognitivo.

Nutrición

La nutrición es el combustible para un cerebro en desarrollo. Según First Steps, un sitio web de la Rochester Area Foundation for Kindergarten Readiness, el cerebro de un bebé comienza a desarrollarse tan sólo unas semanas después de la concepción, por lo que el combustible inicial proviene de lo que la madre come. La nutrición para el desarrollo del cerebro comienza temprano en el embarazo. Según First Steps, tu bebé produce entre 50.000 y 100.000 nuevas neuronas cada segundo entre la quinta y la vigésima semana de vida. Cuando la mamá no come bien, el bebé sufre. Después del nacimiento, el cerebro continúa creciendo y desarrollándose. El mejor alimento es la leche materna. Sin embargo, para algunas mujeres, la lactancia materna no es posible. Asegúrate de que el bebé recibe la fórmula correcta. Habla con tu pediatra si tu bebé rechaza la leche o deja de aumentar de peso.

Seguridad

Un niño que se siente seguro y protegido está libre de desarrollar su máximo potencial. Según Askdrsears.com, cuando el bebé siente estrés, el cerebro crea la adrenalina y el cortisol químico. Los altos niveles de estas hormonas evitan que los nervios de las conexiones se formen, y realmente puede dañar los puntos de conexión neural. Para ayudar a tu bebé a desarrollar a su máximo potencial, mantén su entorno libre de estrés lo más posible. No lo dejes llorar durante mucho tiempo. Trata de crear un calendario para que sepa qué esperar tan a menudo como sea posible. Espera y consuela a tu bebé con frecuencia, para añadir a su sensación de seguridad.

Enriquecimiento

Tu bebé forma conexiones neuronales mientras utiliza su cerebro. Por lo tanto proporcionarle una serie de experiencias positivas, ayuda a formar esas conexiones. La buena noticia es que esto no tiene una gran cantidad de elementos o habilidades altamente técnicas para enseñar a tu bebé. The University of Georgia sugiere que sólo tienes que pasar tiempo hablando y jugando con tu bebé. Expónlo a una serie de texturas a través de los juguetes y mantas. Haz sonidos con juguetes y objetos de la casa, tales como tazas. Dile lo que estás haciendo todo el día. Mientras lavas la ropa podrías decir: "Mira, aquí está tu vestido. Es de color rosa con una flor amarilla". Lo más importante es que constantemente le recuerdes que lo amas.

Más galerías de fotos



Escrito por shellie braeuner | Traducido por carlos alberto feruglio