El papel de la escuela en la influencia del desarrollo infantil

De acuerdo con investigadores en el Center for Public Education, los niños en Estados Unidos pasan entre 175 y 180 días en la escuela cada año. Dada la cantidad de tiempo que los niños pasan en un ambiente académico, no es de sorprender que las escuelas jueguen un papel en la influencia del desarrollo infantil. Aunque el tiempo de instrucción en la escuela puede conducir a un desarrollo cognitivo incrementado, también se producen ganancias en otras áreas como los dominios sociales y emocionales.

Alfabetismo

Aunque podrías mantener a tu joven estudiante ocupado con libros en casa, la escuela juega un papel principal para ayudarle a desarrollar sus habilidades de literatura. De acuerdo con los expertos en desarrollo infantil en el sitio web Kids Health, durante los primeros años de escuela la mayoría de los niños desarrolla la habilidad de reconocer nuevas palabras por vista, leer y escribir palabras simples o incluso leer libros básicos. El ambiente escolar y su profesor pueden ayudar a inspirarlo a amar la literatura a través de diferentes lecciones y actividades de lectura y escritura y al proporcionarle nuevos libros durante la clase o la hora de biblioteca.

Desarrollo social

La escuela es mucho más que sólo profesores y libros. Para el niño en crecimiento, la escuela proporciona una arena ideal para mejorar su desarrollo social. De acuerdo con los expertos en PBS Parents, conforme tu hijo va pasando por estos primeros años académicos, va desarrollando habilidades sociales, como la habilidad de hacer amigos, valorar las verdaderas amistades, entender cómo afecta su comportamiento a otros y a negociar conflictos con los compañeros. Estas marcas clave de desarrollo no sólo suceden durante el receso o en los pasillos antes de que comience la escuela. El desarrollo social también ocurre durante las clases. Los educadores frecuentemente usan estrategias grupales o hacen parejas durante las elecciones y las actividades curriculares.

Desarrollo motor

Los expertos en desarrollo infantil en PBS Parents dicen que en los grados medios, la mayoría de los niños puede correr, saltar, brincar y galopar fácilmente en diferentes formas y patrones. Aunque los deportes extracurriculares como la liga de fútbol soccer de la comunidad pueden ayudar a tu hijo a construir habilidades físicas, la escuela también influye en su desarrollo motor. De acuerdo con la encuesta Youth Risk Behavior de los Centers for Disease Control and Prevention, el 31.5% de los niños estadounidenses participó en clases de educación física diariamente durante el año de 2011. Aunque este número está muy lejos de lo estelar, nos demuestra que algunas escuelas entienden el efecto que pueden tener sobre el desarrollo motor de los niños. A través de los programas de educación física, los niños pueden mejorar sus habilidades motoras como la fuerza, el equilibrio, la coordinación e incrementar sus habilidades atléticas generales.

La creatividad y las artes

Aunque frecuentemente es fácil pensar en la escuela como un lugar rígido que sólo enseña lo académico tradicional como la lectura y las matemáticas, tu hijo puede desarrollar su lado creativo durante su día escolar. Los profesionales de la educación en Scholastic.com dicen que las artes pueden ayudar a los niños a desarrollar sus habilidades de procesos mentales, a disminuir la ansiedad, a construir habilidades de expresión emocional e incluso a incrementar la autoestima. A través de las clases de artes visuales y las experiencias de artes escénicas, como la obra escolar y los conciertos de la orquesta y el coro, pueden construir su creatividad y mejorar sus habilidades incipientes.

Más galerías de fotos



Escrito por erica loop | Traducido por laura de alba