El papel del padre en la lactancia materna

Aunque las madres son las únicas responsables del acto de amamantar a un bebé, los padres no deben quedar fuera del proceso. Ellos tienen una importante influencia en que la lactancia materna resulte exitosa, según un artículo de 2011 publicado en "Journal of Human Lactation". De hecho, tener el apoyo paternal es crucial para todo el proceso de la lactancia.

Apoyo y estímulo

El principal trabajo del padre en el proceso de lactancia es ofrecer apoyo y aliento a la madre. La lactancia materna puede ser un reto, por decir lo menos, y muchas mujeres se sienten tentadas a renunciar a esta, según La Leche League International. Si el padre le recuerda a la madre que ella es capaz de amamantar a su bebé y le da un refuerzo positivo y elogios, es más probable que ella desee hacerlo. Él también debe estar dispuesto a escuchar las frustraciones de la madre. Un oído atento es a menudo el apoyo que necesita la mujer que da de amamantar, según American Academy of Pediatrics.

Ayudar a la madre

El padre juega un papel clave para que el acto de amamantar resulte sin problemas. Él puede ayudar a la madre a organizar almohadas para apoyar sus brazos mientras está amamantando. Él también puede preocuparse de que ella se mantenga hidratada, dándole mucha agua mientras esté amamantando. Además, podría hacerse cargo de algunas tareas de la casa, ya que la madre deberá amamantar cada dos o tres horas, sobre todo en las primeras semanas. El padre también puede ayudar a la madre a cubrirse cuando deba amamantar en público y estar en guardia para evitar que otras personas puedan interferir con el proceso, sugiere Women's and Children's Health Network.

Vínculo con el bebé

Muchos padres temen que no podrán relacionarse con su bebé debido a que no son capaces de amamantar. Eso simplemente no es cierto. De hecho, "Journal of Human Lactation", señala que cuando los padres se sienten como parte del equipo de la lactancia materna, pueden relacionarse más fácilmente con su nuevo bebé. Ellos deberían sostener al bebé cuando la madre no lo esté amamantando y aprovechar el tiempo de juego cuando el pequeño esté despierto. El padre también puede estar a cargo de tomar al bebé en la noche y llevarlo a la madre. Cambiar el pañal del pequeño después de que ha sido amamantado y darle un abrazo también puede fortalecer el vínculo entre el padre y el bebé. Si la madre está dispuesta a bombear la leche materna, el padre puede darle al pequeño un biberón una o dos veces al día también.

Consejos adicionales y consideraciones

Muchos papás van más allá de hacer que la lactancia sea una experiencia especial para la madre y el bebé, y ese poco más puede ayudar a que la lactancia sea más exitosa y agradable. El padre podría poner música suave mientras la madre amamanta, o darle un masaje en los hombros. Él también podría considerar la posibilidad de tomar una clase sobre lactancia antes de que nazca el bebé. Según un artículo de 2005 publicado en "Pediatrics", la lactancia materna es más exitosa cuando el padre entiende el proceso y sabe cómo ayudar a la mujer a superar las dificultades, y las clases de lactancia enseñan estas habilidades.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por patricia a. palma