Papel del calcio en el sistema esquelético

Comúnmente se sabe que el calcio desempeña un papel vital en la salud ósea, pero también se desconocen los mecanismos que utiliza a nivel celular. Además de ayudar a los huesos a permanecer duros y fuertes, el sistema esquelético sirve como un área de almacenamiento de copia de seguridad del calcio en caso de que los niveles de sangre de calcio sean demasiado bajos. Las personas necesitan calcio a lo largo de toda su vida para mantener un sistema esquelético saludable.

Fuerza ósea

Durante el crecimiento del hueso, el calcio es absorbido por el sistema gastrointestinal y se deposita en la superficie del hueso. El calcio se une a la superficie orgánica de nuevas células óseas y las endurece. Estas capas duras de material óseo y el calcio son los que hacen que el sistema esquelético sea fuerte. Algunos de los minerales en el hueso son fosfato de calcio, fluoruro de calcio y carbonato de calcio. Esta combinación de minerales ayuda a evitar que los huesos se rompan bajo fuerza de trituración.

Crecimiento óseo

El crecimiento óseo es un proceso que continúa durante toda la vida. El calcio es un mineral vital en el proceso de crecimiento óseo. Durante el crecimiento de los huesos, las células llaman a digerir los osteoclastos células del hueso viejo y débil que tienen menos calcio que cuando eran nuevos. Para que el hueso nuevo se forme, la vitamina D estimula las células llamadas osteoblastos. Los osteoblastos utilizan el calcio para crear nuevas capas de células óseas para sustituir a las destruidas por los osteoclastos.

Almacenamiento de calcio

Cuando los osteoclastos destruyen las células viejas del hueso, el calcio residual en esas células se libera en el torrente sanguíneo. Pronto en la vida, la ingesta de calcio dietético es especialmente importante porque ayuda a construir almacenes valiosos de calcio en el sistema esquelético. En los adultos mayores, el sistema intestinal absorbe menos calcio de los alimentos. Esto obliga al cuerpo a utilizar las reservas de calcio desde el sistema esquelético para mantener los niveles de calcio sanguíneo adecuados. El sistema esquelético se volverá frágil y débil si filtra demasiado calcio de los huesos, así que consumir suficiente calcio temprano en la vida es imprescindible para tener una buena salud ósea más adelante en vida.

Fuentes de calcio

El calcio no puede ser generado por el cuerpo humano, así que debe venir de fuentes externas como alimentos o suplementos dietéticos. Siempre habla con tu médico antes de cambiar tu régimen de ingesta de calcio. El calcio puede encontrarse en lácteos, verduras frondosas de color verde oscuro, frutos secos y alimentos fortificados con calcio. Algunos ejemplos de alimentos que contienen calcio son la leche, queso, yogur, bok choy, brócoli y almendras. Los alimentos que comúnmente son fortificados con calcio en Estados Unidos son el zumo de naranja, cereales, pan, bebidas de soja y productos de tofu.

Más galerías de fotos



Escrito por dakota karratti | Traducido por maria gloria garcia menendez