Pantorrillas adoloridas por usar botas de esquí

El dolor en la pantorrilla asociado con las botas rígidas de esquí es un motivo suficiente para que consideres mejor el snowboarding. Afortunadamente, las endorfinas analgésicas producidas mientras planeas cuesta abajo a velocidades excitantes, generalmente anulan el dolor. Pero si el esquiar de tal modo no produce los resultados deseados, puedes buscar en otras razones posibles del dolor en tu pantorrilla debido al uso de las botas.

Configuración para esquiar o caminar

Hay una buena probabilidad de que el culpable de la causa de tu dolor en la pantorrilla, relacionado con el uso de botas de esquí, no sea obvio mientras te encuentres en las laderas. En cambio, mientras caminas hacia la zona base, puede que sientas mucho dolor. Tus botas de esquí tienen una palanca de esquiar o caminar, frecuentemente ignorada. La mayoría de los fabricantes colocan la palanca en la parte posterior del borde de la bota. En la configuración para caminar, la bota articula libremente hacia adelante o hacia atrás, explica Harald Harb, autor de "Cualquier persona puede ser un esquiador experto". La configuración para esquiar, que es mucho más rígida que la de la configuración para caminar, fija la bota en una posición de inclinación hacia delante. Esto afecta a tu mecánica de movimiento y potencialmente causa dolor en la pantorrilla.

Deshidratación

Las altas ubicaciones alpinas de muchas estaciones de esquí producen excelentes condiciones de nieve, pero el aire seco puede causar deshidratación y la disminución de potasio. Ambas condiciones pueden provocar dolor crónico o agudo en la pantorrilla, según los especialistas en rehabilitación deportiva en la página web SportsInjuryClinic. Evitar las afectaciones de la deshidratación causadas por ingerir bebidas alcohólicas y beber más vasos de agua pueden resolver el problema. Comer alimentos ricos en potasio como los plátanos y las papas horneadas también puede ayudar.

Circulación

El dolor en la pantorrilla debido al uso de botas de esquí rara vez resulta de una causa aislada. En la mayoría de los casos, una conspiración de los perpetradores conspira contra tu sistema circulatorio y causa estragos en los músculos inferiores de la pierna. La "Guía de la Salud Familiar de la Escuela de Medicina de Harvard " identifica a tus sábanas como posibles sospechosas. Algunas personas, como tus sábanas y mantas, se meten firmemente en tu cama. Esto presiona a los pies hacia abajo, apretando mucho los músculos inferiores de la pierna. Si bien es posible salirse con la tuya en casa, de vacaciones, al esquiar, esta forma de poner las sábanas puede añadirse a los problemas circulatorios derivados de la altitud, la deshidratación y la rigidez de las botas de esquí.

Ajuste de bota y técnicas

Unos ajustes en un par de botas y una técnica de esquí inadecuada también pueden causar dolor en la pantorrilla. Las botas que se ajustan demasiado alto o demasiado bajo en la pantorrilla, así como las botas que son demasiado apretadas o demasiado flojas para el tamaño de la pantorrilla, son posibles culpables. El uso de calcetines extra pesados o el uso de varios pares de calcetines distorsiona el ajuste de tus botas y tu técnica de esquí. La posición del asiento trasero, un problema común entre los principiantes, desplaza el peso hacia la cola del esquí, de manera que se extienden mucho tus piernas y se contraen tus músculos de la pantorrilla. El estado crónico de tensión muscular exacerba el dolor en la pantorrilla. Un experto en el ajuste de las botas de esquí, combinada con un ojo crítico de instructor de esquí certificado, puede ayudar a encontrar la solución a tu problema de dolor en la pantorrilla. Si es posible, encuentra un instructor que trabaje en conjunto con un ajustador de botas del lugar.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa mercer | Traducido por héctor muñoz