Los palos de golf con mayor peso

Cambiar a un palo de golf de peso pesado no quiere decir que automáticamente va a mejorar tu juego. El peso pesado sólo te invita hacer un recorrido más suave y controlado con el hombro. Tendrás que pasar tiempo practicando en el club. Una vez que te acostumbres al peso y a la forma de tirar podrás ver algunos resultados positivos.

Cómo elegir un palo de golf

El peso de un palo de golf estándar es de entre 330 a 350 gramos. Los más pesados ​​a partir de 2013 tienen más de 500 gramos. Experimenta con diferentes pesos hasta encontrar uno que se sienta bien en los dedos y produzca un movimiento que puedas controlar. El largo y el ancho deben adaptarse a ti y la forma de la cabeza debe adaptarse a tu ojo. Elije un modelo con un eje diseñado para acomodar el peso. El exceso de flexión en el eje sólo te hará menos constante en los tiro en el green.

Mejora el ritmo

Una de las ventajas de usar un palo de golf de peso pesado es que te obligará a suavizar tu golpe y te ayudará a eliminar los movimientos bruscos. Esto debería darle a tu juego un mejor ritmo. Concéntrate en sentir el peso del palo de golf durante el golpe.

El golpe desde el hombro

Un palo de golf pesado alienta a los jugadores a usar sus brazos y hombros en el golpe en lugar de sus muñecas. Coloca el palo ligeramente detrás de la pelota para eliminar la posibilidad de mover el palo con las manos para ponerlo en marcha. Mueve el palo hacia atrás con un movimiento de balanceo de los hombros y deja que el peso de la cabeza se balancee hacia atrás de la bola como un péndulo. Esto ayudará a controlar cualquier impulso de hacer el golpe con las manos.

La suave presión del agarre

Tom Watson utilizó un palo de golf llamado Ping unos gramos más pesado que el estándar para ganar el Abierto de Estados Unidos 1982 en Pebble Beach. Watson se sintió más cómodo y logró controlar la velocidad, incluso en los tiros rápidos. Para mejorar tu sensación con el palo de golf más pesado, aligera la presión de agarre y mantenla en todo el golpe. Sigue practicando para encontrar la presión del agarre que te permita tener la sensibilidad necesaria para poder controlar la distancia y para que te ayude a sentir la fuerza del golpe.

Más galerías de fotos



Escrito por david raudenbush | Traducido por jose fortunato