Las palomitas de maíz y el colesterol

Tener el colesterol alto pone en mayor riesgo de un ataque al corazón o accidente cerebro vascular. Hacer ciertos cambios en tu dieta puede ayudarte a disminuir la lipoproteína de baja densidad, o colesterol "malo" y aumentar la lipoproteína de alta densidad, o colesterol "bueno". Sustituir menos meriendas saludables, como papas fritas, con las simples palomitas de maíz es una manera de mejorar tu dieta.

Contenido de grasa y colesterol

Las palomitas de maíz en sí no contienen ningún colesterol, pero le agrega colesterol a tu merienda si lo preparas con mantequilla, que sí contiene colesterol. Las palomitas de maíz caseras están casi libre de grasa, con una porción de una taza que contiene solo 0,4 gramos de grasa. Tus palomitas de maíz en aceite contienen hasta unos 2,3 gramos por cada taza y las palomitas con sabor a mantequilla contienen 2,7 gramos de grasa por taza. Agrega la mantequilla después de la preparación aumenta tanto la grasa y el contenido de grasas saturadas, así como la capacidad de las palomitas de maíz para aumentar tus niveles de colesterol.

Contenido de fibra

Comer más granos enteros y alimentos ricos en fibra, como las palomitas de maíz, puede ayudarte a bajar tus niveles de colesterol. Las personas que comen palomitas consumen más granos enteros, fibra y magnesio que la gente que no come regularmente este alimento de botana, de acuerdo a un estudio publicado en el "Journal of the American Dietetic Association" en mayo del 2008. Las palomitas de maíz contiene aproximadamente 1 gramo de fibra por taza, así que comer solo tres tazas de palomitas de maíz te proporcionará más del 10% del valor diario de 25 gramos de fibra.

Como un sustituto para otras botanas

Sustituir otros bocaditos salados con palomitas de maíz puede ayudarte a mejorar tu calidad de dieta y salud. Quienes comieron seis tazas de palomitas de maíz del 94% sin grasa diariamente durante 12 semanas disminuyeron su consumo de grasas, grasas saturadas y colesterol e incrementaron su consumo de fibra comparado al grupo de control que no consumió palomitas de maíz en un estudio publicado en "The FASEB Journal" en 2011. Estos cambios en la dieta pueden resultar en una mejora de tus niveles de colesterol.

Otras consideraciones

Mientras que las palomitas de maíz preparadas en casa pueden ser una merienda saludable, puede que quieras evitar las palomitas bañadas en mantequilla del cine. Unas palomitas grandes con mantequilla pueden contener hasta 1.591 calorías y 113 gramos de grasa, e incluso si te saltas la mantequilla, podrías terminar consumiendo hasta 1.216 calorías y 81 gramos de grasa. Si tienes que tener las palomitas del cine, compra el tamaño más pequeño y evita la mantequilla adicional. Revisa las etiquetas antes de comprar palomitas ya que algunas marcas utilizan aceites hidrogenados, que se suman las grasas trans de tus palomitas y estas grasa aumentan tu colesterol aún más que las grasas saturadas.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica bruso | Traducido por valeria garcia