Cómo conseguir a los padrinos

La elección de los padrinos de tu hijo es un momento emocionante e importante. A pesar de que el papel de padrino varía según la denominación religiosa, por lo general los padrinos de un niño asumen un papel importante de apoyo y orientación para un niño durante toda su vida, según St. Augustine Parish en Jeffersonville, Indiana. Al escoger a alguien para ser el padrino de tu hijo, considera la opción cuidadosamente para asegurarte de que esta persona permanezca involucrado con tu hijo emocional y espiritualmente.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Habla con el ministro o pastor que te está guiando espiritualmente para conocer las políticas de la iglesia acerca de los padrinos de un niño, si corresponde. Si te estás preparando para la ceremonia de bautismo de tu hijo, tu iglesia tendrá probablemente un esquema concreto de cómo los padres deben llevar a cabo la selección de los padrinos. Por ejemplo, la Iglesia Católica requiere que el padrino sea un católico practicante, según Sacred Heart-St. Louis Parish en Gervais, Oregon.

  2. Considera a tus amigos y familiares que sean posibles candidatos para el padrinazgo de tu hijo. En general, un padrino es un adulto responsable, maduro y capaz y probablemente esté manteniendo una relación de apoyo permanente con un niño. La persona que selecciones como padrino de tu hijo debe compartir creencias y valores similares contigo, tanto religiosos como morales, según la publicación de etiqueta moderna Debrett.

  3. Comunícate con la persona a la que te gustaría hacer padrino para compartir tus deseos e intenciones. Comparte tus filosofías de crianza y planes para tu hijo, tu visión para el futuro y las expectativas que tienes del padrino. Si tu idea de padrino es alguien que llevará a tu hijo a pasear regularmente, que cenará con él, y que desarrollará una fuerte y personal relación de tutoría con tu hijo, exprésale tus ideas. Por otro lado, si lo que realmente quieres es una figura adulta adicional que se mantenga al margen de la vida de tu hijo, asistiendo a fiestas de cumpleaños y que lo llame de vez en cuando, también debes dejar ésto en claro. El padrino de tu hijo tiene que entender tus expectativas antes de aceptar el cargo.

  4. Pídele a la persona formalmente que sea el padrino de tu hijo después de comunicarle completamente tus expectativas y de asegurarte de que la persona cumpla con los requisitos de tu iglesia.

  5. Proporciona la identidad del padrino y la información de contacto a tu iglesia, si es el caso, para que la iglesia guarde esta información en los registros de bautismo de tu hijo.

Consejos y advertencias

  • Involucra a los padrinos en la vida de tu hijo compartiendo información sobre sus logros y sobre sus actividades, según sea tu plan. Invita a los padrinos a asistir a las reuniones y actividades familiares, si es apropiado.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por luis alberto fuentes schwab