¿Por qué los padres son ejemplos a seguir para los hijos?

Los hijos a menudo imitan las conductas y acciones que observan. Esta imitación que produce una conducta aprendida, llamada "modelado", es una de las principales formas en que los niños aprenden pautas de conducta y valores, señala el profesor David Popenoe de la Universidad Rutgers. Los padres, con su posición de influencia e importancia para un hijo, son normalmente su primer ejemplo a seguir.

Apego emocional

En el proceso de aprendizaje por modelado, el apego emocional que se forma entre padres e hijos es un factor importante, señala Popenoe. El tiempo que padres e hijos pasan juntos, durante el cual los padres cuidan las necesidades físicas y emocionales de los hijos, sirve para establecer un vínculo. El amor profundo va en ambas direcciones para padres e hijos, en tanto ambos sienten un vínculo cálido y amoroso. Este vínculo sienta la base para que los padres funcionen como ejemplos a seguir.

¿Por qué la imitación?

Un niño muy joven aprende mediante una serie de experiencias, las cuales generalmente implican interacciones con la familia y los cuidadores, de acuerdo con un folleto publicado por el Talaris Institute, una organización sin fines de lucro con sede en Seatle dedicada a brindar apoyo a padres y cuidadores. Un niño pequeño utiliza estos métodos de aprendizaje social de forma natural y sin esfuerzo, imitando a las personas que ve regularmente y con las cuales pasa tiempo. El cerebro de un niño almacena sus observaciones sobre conductas y acciones para imitarlas en el futuro. No olvides que los niños observarán y recordarán información tanto positiva como negativa. Cuando quieras asegurarte de que tus hijos imiten de forma positiva, dales algo positivo que imitar.

Acciones antes que palabras

Los niños se concentran por naturaleza en las acciones antes que en las palabras, señala la instructora Karen Stephens, del sitio Parenting Exchange. Sin ningún esfuerzo o pensamiento consciente, los niños pueden discernir los valores que realmente motivan las acciones en comparación con los valores sobre los que simplemente se habla. Con esto en mente, haz un esfuerzo para mostrarle a tu hijo tu sistema de creencias y valores mediante tus acciones, ya que esa es la forma más efectiva de promover el modelado de conductas.

Cantidad de tiempo

Entre más tiempo pasen los padres con los hijos, es más probable que los hijos modelen e imiten la conducta y valores de los padres, señala el sitio Parenting.org. Si los padres tienen mucho trabajo u otras responsabilidades que los distraigan y resten el tiempo que pasan con los hijos, estos tal vez no tengan tiempo y oportunidad suficientes para observar e imitar. Además, si los padres debilitan su función como ejemplos a seguir al permitir que los hijos tengan una gran exposición a los medios, los hijos podrían no mostrar un sólido modelado de conductas.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por alejandro cardiel