Lo que los padres necesitan saber acerca de los préstamos estudiantiles

De acuerdo con el National Center for Education Statistics, durante el año académico 2010-11 el costo medio anual de una universidad privada sin fines de lucro fue de más de $38.000. Incluso una universidad pública de cuatro años tuvo un costo medio anual de más de $18.000. Ya sea que tu hijo está casi listo para iniciar la universidad o si un título universitario está en el futuro distante, el costo creciente de una educación post-secundaria puede significar que tendrás que solicitar préstamos estudiantiles. Antes de iniciar el viaje a través del proceso de ayuda financiera, hay algunas piezas clave de información que los padres deberían saber acerca de los préstamos estudiantiles.

Consideraciones

Conseguir un préstamo estudiantil no siempre significa lo mismo para cada estudiante, padre o familia. Hay varios tipos de préstamos públicos o privados entre los cuales elegir, dependiendo del estatus y necesidades del estudiante y la familia. Antes de solicitar un préstamo, los padres deberían considerar la cantidad que el estudiante necesitará pedir prestada, las tasas de interés que cobrará la agencia de servicios de préstamos y los requisitos de elegibilidad. Adicionalmente, algunos estudiantes pueden elegir, o necesitar, solicitar sus propios préstamos, mientras que puede que otros requieran que sus padres firmen o co-firmen como su prestatario. Usualmente sólo los padres biológicos o adoptivos, y los tutores, pueden solicitar préstamos para sus hijos. Sólo los padres de niños dependientes pueden solicitar préstamos a nombre del estudiante. Los niños dependientes son estudiantes menores de 24 años que no están casados, no tienen hijos propios y no son independientes para propósitos fiscales. Si tú, o tu hijo, solicitan un préstamo basado en sus ingresos, necesitarán proporcionar documentación como una revisión de crédito o documentos fiscales para verificación.

Préstamos directos

Los préstamos directos son uno de los dos tipos de préstamos estudiantiles federales administrados por el U.S. Department of Education que tanto los estudiantes o los padres pueden solicitar para pagar por el costo de la universidad. Bajo el rango de Préstamo Directo hay cuatro subcategorías de préstamos estudiantiles. Están los Préstamos Subsidiados Directos (préstamos que no devengan intereses mientras el estudiante se encuentra en la escuela para estudiantes y familias que pueden probar que tienen una necesidad financiera; los Préstamos No Subsidiados Directos (préstamos que devengan intereses desde el momento de desembolso que no están basados en alguna necesidad financiera); Préstamos Directos PLUS (préstamos que los padres de los estudiantes dependientes pueden solicitar que no devengan intereses mientras el joven está en la escuela), y Préstamos Consolidados Directos (préstamos estudiantiles combinados bajo el programa de Préstamos Directos).

Préstamos Federales Perkins

El Programa de Préstamos Federales Perkins incluye préstamos con una baja tasa de interés para que los estudiantes paguen sus estudios universitarios o de posgrado. En 2013, todos los préstamos Perkins tienen tasas de interés debajo del cinco por ciento. Bajo el programa de Préstamos Federales Perkins, las escuelas individuales son el prestamista o los administradores de préstamos, lo cual hace que éstos sólo estén disponibles en las instituciones participantes. Si tu hijo está considerando solicitar un Préstamo Perkins, revisa con el departamento de ayuda financiera de la escuela para averiguar si la facultad o universidad participa en el programa. Adicionalmente, los estudiantes de licenciatura sólo pueden pedir prestados hasta $27.500 por año bajo este programa. Si los costos anuales de matrícula de tu hijo son mayores, tendrás que encontrar fuentes alternativas para pagar por esa cantidad.

Préstamos privados

Si tu hijo o tu familia no califican o quieren solicitar un préstamo estudiantil federal, puedes considerar un préstamo privado. A diferencia de algunos programas de préstamos federales, los préstamos privados no suelen requerir documentación o una necesidad financiera para calificar. Por otro lado, estos préstamos pueden requerir que el padre firme o co-firme el préstamo para que el estudiante reciba una tasa de interés baja. Esto aplica especialmente para los estudiantes que no tienen historial crediticio, o tienen uno que es pobre. Los préstamos estudiantiles privados también están disponibles por parte de diversos bancos e instituciones financieras, como Wells Fargo, Sallie Mae o PNC.

Más galerías de fotos



Escrito por erica loop | Traducido por alejandro moreno