Cómo los padres pueden mejorar la comprensión de lectura de su hijo

Muchos niños estadounidenses obtienen puntaje bajo en los exámenes oficiales de lectura porque no entienden lo que leen, como señala Gina Carrier de The Partnership for Learning. La comprensión de lectura es una de las habilidades de pensamiento más importantes que un niño necesita; es una habilidad que puede ser mejorada con ayuda de los padres cuando sus hijos asisten al jardín de niños e incluso antes. Con práctica constante en el hogar, los niños podrán adquirir las habilidades necesarias para la comprensión de lectura.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Lee con tu hijo. Lee en voz alta libros con tu hijo para construir su vocabulario. Carrier recomienda leer por 20 minutos cada día, además de que hacerlo a la hora de dormir es una buena rutina. Aprovecha también otras oportunidades, como leer en la sala de espera del médico o en un restaurante. Los expertos recomiendan hablar discutir el libro conforme se lee; plantea a tu hijo preguntas para que piense en la trama, los personajes y las motivaciones de la historia. También pídele que resuma la historia y la compare con otras que conozca.

  2. Practica la fonética. De acuerdo con Joelle Brummitt-Yale de K12 Reader, los niños no pueden entender lo que leen a menos que identifiquen los sonidos de cada palabra, así que es vital que tengan conocimientos básicos de fonética. Practica la fonética en casa, señalando las letras que tu hijo y tú ven todos los días, en señales, en libros o incluso en la televisión. Por ejemplo, mientras están formados en la fila de una tienda, señala las letras de una revista o de un letrero. También varios sitios, como Starfall y PBS Kids, ofrecen ejercicios de fonética para niños.

  3. Practica las palabras más comunes. Brummitt-Yale reporta que 220 palabras comunes forman entre el 50% y 75% del contenido de la mayoría de las historias infantiles. Dominar estas palabras comunes ayudará a los niños a comprender varias historias. Utilizar imágenes en tarjetas es una excelente manera para practicar la lectura de estas palabras.

  4. Lee sus libros favoritos una y otra vez. De acuerdo con Brummitt-Yale, repetir la lectura permite que el niño procese el texto varias veces. La primera vez que tu hijo lee una historia, se concentrará en captar las palabras sin pensar en su significado; sin embargo, con la repetición, dominará las palabras para extraer su significado. Así comprenderá que la historia posee un significado; por lo tanto, motívalo a leer sus libros favoritos en voz alta muchas veces.

  5. Trabaja con el profesor de tu hijo. Family Education recomienda tener el plan de estudios para saber qué se espera de tu hijo durante el jardín de niños. Evalúa su progreso revisando su tarea y los materiales que trae a casa de la escuela, no solo su boleta de calificaciones. Reúnete con su profesor o, al menos, habla regularmente con él por teléfono para asegurarle de que estás pendiente de tu hijo.

Más galerías de fotos



Escrito por amanda hermes | Traducido por diana i. almeida