Padres: Qué hacer cuando tu hijo está besando a otro niño

El beso es una forma de afecto y muchos niños besan a otros porque quieren demostrar su amor. Los niños disfrutan al ser besados, porque significa que alguien se preocupa por ellos. Aunque besar a los padres, los abuelos, los hermanos y los otros miembros de la familia suele ser socialmente aceptable, es probable que no quieras que tu hijo bese a sus amigos y compañeros. No te preocupes si tu hijo fue visto besando a otro niño, pero toma medidas para enseñarle que hay un tiempo y un lugar para besar.

Besos en los niños

Los niños de todas las edades ven a los adultos que se besan unos a otros y la mayoría de los niños también reciben besos de sus padres y de otros adultos. Esto envía el mensaje de que el beso es aceptable y que es algo que la gente hace para demostrar amor. No es de extrañar entonces que muchos niños besen a un amigo en el patio de recreo. En casi todos los casos de niños pequeños, ese beso es inocente y no es más que una forma en que un niño muestra lo mucho que se preocupa por su amigo, según Women's and Children Health Network. Si tu hijo ha sido sorprendido besando a otro niño, probablemente no es algo para preocuparse demasiado, pero sí garantiza a que tengas una conversación con él. Él necesita saber, sobre todo cuando llega a la adolescencia, que las costumbres sociales restringen ciertos comportamientos al besarse.

Peligros de los besos

Los niños transportan gérmenes. Cuando se besan entre sí, están compartiendo los gérmenes. Eso podría transferir un resfriado u otro virus de ida y vuelta, pero también puede conducir a una enfermedad más grave. De acuerdo con KidsHealth, muchos niños están expuestos al virus Epstein-Barr, que causa síntomas leves similares a la gripe en los niños pequeños, pero puede convertirse en mononucleosis o mono en los niños mayores. El mono causa dolor de cabeza, dolor muscular, erupción cutánea y dolor abdominal y estos síntomas pueden durar de dos a cuatro semanas, pero pueden durar incluso más tiempo para algunos adolescentes. Cuando tu niño besa a otro niño, también correr el riesgo de contraer otros virus, tales como los que causan el herpes labial o la fiebre, de acuerdo con KidsHealth.

Preocupaciones adicionales de los besos

Para los niños pequeños, un beso en la mejilla o incluso en los labios es todo lo que hay en el episodio. La mayoría de los niños no conectan el acto de besar con la sexualidad, sino que simplemente lo ven como una manera de decirle a un amigo lo mucho que les importa. Una conversación con adolescentes y jóvenes es una necesidad, si descubres que han estado besando a otros niños. A esta edad, los niños comienzan a transitar la pubertad y también empiezan a mostrar un interés en el sexo opuesto. Los niños de esta edad también conocen los datos sobre el sexo, por lo que pueden ser más propensos a darle una oportunidad. Debido a que besar puede conducir a otros actos sexuales, es esencial que hables con tu hijo sobre lo que es aceptable en tu familia y lo que no es aceptable. Por ejemplo, podrías pensar que un rápido beso en los labios es aceptable para que tu hijo lo comparta con un novio o una novia, pero otros tipos de besos no. Dile a tu hijo tus expectativas, de manera que estés en la misma página cuando se trate de besar.

Consejos y consideraciones

Si tu hijo está en la escuela primaria o en preescolar, una simple conversación acerca sobre a quién tiene permitido besar a menudo es suficiente. No hagas que tu hija crea que está en problemas, porque entonces lo más probable es que vea al acto de besar como algo malo. Recuérdale a tu hijo que el beso se reserva para los miembros de la familia y que debe abrazar a sus amigos o darles palmadas en su lugar. Los niños mayores y los adolescentes quieren experimentar lo que probablemente requerirá que tengan más conversaciones para transmitir tu mensaje. Los adolescentes son más propensos a participar en los besos y en otras conductas sexuales si sus amigos se atreven o si creen que todo el mundo lo está haciendo, señala John T. Chirban, autor de "How to Talk with Your Kids about Sex". Dile a tu hijo que si se siente incómodo con los besos y con otras conductas sexuales, que venga a hablar contigo. Ella necesita que la ayudes a mantenerse firme. Si tu niño de cualquier edad te dice que alguien le dio un beso o que alguien le hizo darle un beso cuando ella no quería, tranquiliza a tu hija y dile que no ha hecho nada malo y averigua quién estaba involucrado para que puedas profundizar más y así resolver el problema.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por enrique pereira vivas