Cómo los padres educan a los niños de hoy

Si bien tus padres podrían haber usado nalgadas para disciplinarte, estas técnicas ya no son aceptables. Los padres de hoy a menudo disciplinan a sus hijos con un enfoque menos físico. Esto no quiere decir que los niños son los que manejan la situación. Los padres modernos a menudo sustituyen los castigos con consejos y charlas.

La disciplina no punitiva


De acuerdo con el sitio web "American Academy of Pediatrics' Healthy Children", la disciplina y el castigo no son la misma cosa.

De acuerdo con el sitio web "American Academy of Pediatrics' Healthy Children", la disciplina y el castigo no son la misma cosa. Si bien las nalgadas, el hecho de avergonzarlos verbalmente y otras acciones similares son formas de castigo que los padres pasados ​​han utilizado para corregir a los niños y sus malos comportamientos, estas técnicas no son el estándar de la actualidad. En cambio, los padres de hoy en día tienden a utilizar un enfoque no punitivo que ayude al niño a corregir y controlar sus acciones. Esta forma más positiva de ver la disciplina dirige el foco a que el niño se sienta mal consigo mismo, y lo ​​ayuda a entender que podría hacer mejor.

Los tiempos de espera


Si bien esta forma de disciplina no es exactamente punitiva, los padres deben asegurarse de que el tiempo de espera sea libre de distracciones o actividades placenteras, como la televisión o la presencia de juguetes cerca.

A pesar de los tiempos de espera no son ciertamente una disciplina nueva, son una técnica popular y recomendada que utilizan muchos de los padres de hoy en día. Los expertos en pediatría en "KidsHealth" recomiendan el uso de los tiempos de espera con los niños pequeños y en edad preescolar, con un minuto de tiempo muerto por cada año de edad del niño. Los tiempos de espera consisten en retirar al niño de la acción que esté realizando, y darle un tiempo para calmarse. Si bien esta forma de disciplina no es exactamente punitiva, los padres deben asegurarse de que el tiempo de espera sea libre de distracciones o actividades placenteras, como la televisión o la presencia de juguetes cerca.

Consecuencias naturales


Esta técnica es particularmente útil con los niños mayores que están tratando de desarrollar y ejercer un sentido de independencia.

Las consecuencias naturales son una técnica de disciplina que los padres de hoy a menudo usan en los niños de 9 años de edad. Según el sitio web KidsHealth, las consecuencias naturales permiten que el niño haga y aprenda de sus propios errores. Esta técnica es particularmente útil con los niños mayores que están tratando de desarrollar y ejercer un sentido de independencia. Por ejemplo, si tu hijo decide que no quiere escucharte y decide hablar con sus amigos en vez de estudiar para su examen de español, probablemente no vaya a obtener una calificación aprobatoria. Gritarle por no estudiar o castigarlo podría no hacerle ver el error de sus caminos. Dejarlo experimentar las consecuencias de sus acciones -en este caso una mala calificación- lo ayudará a comprender la importancia de sus acciones.

Consejo


Como estrategia de disciplina no punitiva, un elogio permite a los padres señalar lo que el niño está haciendo bien.

En lugar de desalentar a los niños, los padres de hoy en día pueden promover comportamientos positivos mediante el uso de consejos. Como estrategia de disciplina no punitiva, un elogio permite a los padres señalar lo que el niño está haciendo bien. Como recompensa verbal, los niños tratarán de ganar elogios y finalmente extinguirán los comportamientos que no conducen a estos. Esto no quiere decir que los elogios sean hacedores de milagros cuando se trata de detener comportamientos no deseados. En cambio, el elogio es una herramienta eficaz que puede ayudar a un niño a construirse y hacer que quiera comportarse de una manera aceptable.

Más galerías de fotos



Escrito por erica loop | Traducido por luciano ariel castro