¿Los padres no están dispuestos a hablar con sus hijos adolescentes sobre control natal?

Como padre, ¿realmente quieres hablar con tu hijo adolescente sobre control natal? Education.com dice que, para la mayoría de los padres, la respuesta corta a esta pregunta es un resonante "no". Los padres parecen casi universalmente indispuestos a tener cualquier discusión sobre control natal o actividad sexual con sus adolescentes. Pero tus hijos quieren hablar contigo sobre estos asuntos, porque aún eres su influencia más poderosa.

Datos

Tres de cada 10 niñas se han embarazado al menos una vez para la edad de 20 años. Además, la tasa de embarazo adolescente en Estados Unidos es más alta que en la mayoría de otros países. Más de 750,000 chicas adolescentes se embarazan cada año, la mayoría sin intención. De hecho, como se reportó en el número de noviembre de 2012 de la revista “Family Circle": "cada hora, 87 parejas adolescentes conciben y 50 chicas adolescentes dan a luz". Pero casi el 70% de los adolescentes dicen que hubieran encontrado mucho más fácil esperar para el sexo si hubieran sido capaces de "tener una conversación más abierta y honesta sobre estos temas con sus padres".

Renuencia

Los padres algunas veces no quieren establecer claramente sus opiniones sobre el control natal con su adolescente. Sus propios padres flanquearon los problemas del sexo y los anticonceptivos con ellos cuando eran adolescentes o hicieron un pobre trabajo al explicarles. O tal vez sientas que decir tu opinión sonará como si estuvieras tratando de imponer tu propio sistema de valores a tu adolescente. Las diferencias en la forma en que la cultura popular percibe el embarazo y la paternidad pueden influir en la forma en que hablas con tu hijo. Puedes sentirte confundido tú mismo, lo que da como resultado una renuencia a tratar el asunto directamente. Sin embargo, como dice Education.com, si no le dices a tu adolescente en términos directos que el "embarazo y paternidad adolescentes no son uno de los mejores intereses", las altas tasas de embarazo adolescente de la actualidad continuarán en Estados Unidos.

Incomodidad

Muchos padres se sienten incómodos al hablar con sus hijos sobre control natal. Tal vez recuerdes la temida "plática sexual" con tu propia madre o padre cuando eras un adolescente y lo incómodo que te sentiste durante la conversación entera. O simplemente tal vez te sientes incómodo hablando sobre sexo. Un adolescente recuerda su propia educación sexual de esta forma: "mis padres se sentían incómodos teniendo conversaciones sobre sexo. Lo sentía cada vez que mi madre me hablaba sobre las citas. Mi padre no hablaba sobre sexo y mi madre simplemente me dijo que no lo tuviera". La revista "Time" dice que para evitar la incomodidad, hay que tener las discusiones en "momentos apropiados para la edad" y mantener una discusión continua, no una lección de una sola vez. Superar el temor de incluso comenzar la conversación es difícil, pero una vez que lo haces, se vuelve más sencillo. Si te sientes incómodo, admítelo desde el principio, lo que es otra forma de iniciar la plática y resalta la importancia del asunto. Y, como dice el Dr. Phil, decirle a tu hijo que te sientes tímido podría ayudar a que "baje la guardia" y hable realmente contigo.

Contradicciones

Algunos padres sienten que hablar con sus adolescentes sobre control natal les envía un mensaje mezclado. Si introduces el tema, ¿significa que estás de acuerdo con que tu hijo tenga sexo? Si le dices que permanezca abstemio y también hablar sobre condones, ¿pensará que secretamente sabes que va a tener sexo de cualquier forma? Cuando hables sobre control natal, deja en claro que no está apoyando el sexo o quieres que tu hijo tenga sexo. Debes permanecer firme y establecer que no hay confusión o malos entendidos de parte de tu hijo adolescente. Sólo dile que quieres que esté completamente informado cuando llegue el día en que tenga sexo, en el futuro. Cuando hablas sobre la abstinencia y los anticonceptivos, le estás diciendo a tu adolescente que "actúe responsablemente" dice Education.com. Recuerda a tu hijo que el control natal lo protege tanto contra un embarazo no deseado como contra una infección de transmisión sexual.

Más galerías de fotos



Escrito por ava lee | Traducido por laura de alba