Cómo los padres pueden detener a los adolescentes desafiantes

La adolescencia es un momento en que tu hijo está experimentando muchos cambios tanto físicos como emocionales. Ya sea que le eches la culpa a las hormonas o a su edad, a esta edad él parece mucho más desafiante de lo que jamás ha sido. En lugar de sentarte y preguntarte cuánto tiempo más va a durar esto, toma medidas ahora para ayudarlo a detener el desafío para que se convierta en un adolescente más respetuoso y de buen comportamiento. De lo contrario, sus años de adolescencia se van a sentir muy largos.

Pon a tu adolescente en su lugar

Recuérdale a tu adolescente desafiante su lugar en la familia, de acuerdo con Douglas Riley, un psicólogo con sede en Virginia. Por ejemplo, si tu hijo se niega a hacer su tarea, limpiar su habitación o sentarse con la familia para la cena, no lo toleres. Con calma recuérdale que tú eres el padre y él es el niño, y a pesar de la idea errónea de que al parecer tiene alrededor de esa relación, los padres y los niños no son iguales. Tú haces las reglas y él debe atenerse a ellas, a menos que prefiera enfrentar las consecuencias de no seguir las reglas.

Haz que tus expectativas sean claras

Una de las mejores formas de detener el comportamiento desafiante del adolescente antes de empezar o antes de que empeore, es asegurarse de que sepa exactamente lo que se espera de él y de su comportamiento. Según Kim Abraham y Marney Studaker-Cordner, ambos trabajadores sociales licenciados, sentar al adolescente y decirle exactamente cuáles son las normas que no son negociables y exactamente lo que esperas de él hará que sea mucho más fácil para que entienda que no puede salirse con la suya mediante un comportamiento desafiante. Esto significa que hay que dejar en claro cuáles son las consecuencias a las que se enfrentará. Por ejemplo, si esperas que termine su tarea antes de la cena cada noche y él desafía la regla, no se le permitirá pasar tiempo con sus amigos durante el fin de semana.

Tiempos de espera de apoyo

Fomentar el tiempo de espera es una buena idea cuando tratas de lidiar con un adolescente desafiante, según la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. Este no es el mismo tipo de tiempo de espera en el que colocas a tu niño en una esquina y le pides que se sienta allí durante tres minutos por su mal comportamiento. Este tipo de tiempo de espera es un descanso mental que tú o el adolescente deben tomar antes de entrar en una confrontación. Si estás discutiendo con el adolescente porque está desafiando tus instrucciones, dile que ambos necesitan unos pocos minutos para ir por su propio camino y para trabajar fuera de su ira. Permítele hacer esto cuando lo necesite, ya sea yendo a su habitación y escuchando su canción favorita, leer un libro o llamar a un amigo para hablar de ello. Después de unos minutos, los dos estarán mucho más tranquilos y serán capaces de discutir el tema en cuestión sin que sea peor.

Aprender a controlar tu propio comportamiento

Según Abraham y Studaker-Cordner, no puedes controlar el comportamiento de tu hijo, pero puedes controlar el tuyo. Esto significa que necesita modelar el tipo de comportamiento que esperas de tu hijo para enseñarle el comportamiento apropiado. Por ejemplo, si se muestra desafiante y tu eres desafiante a cambio, nadie ganará. Sin embargo, si estás dispuesto a comprometerte, puedes enseñarle que el desafío no tiene sentido. Digamos que quiere quedarse hasta más tarde y se niega a ir a la cama a la hora de acostarse. Lo que puedes hacer es discutir las circunstancias y llegar a un acuerdo que funcione para ambos como llegar a quedarse hasta más tarde los fines de semana y las noches en que no tiene que ir a la escuela al día siguiente. Este tipo de compromiso le enseña a confiar en lugar de desafiar.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por enrique pereira vivas