Padres descuidados Vs. padres responsales

Ninguna guía de paternidad garantiza el éxito con todos los niños en todas las circunstancias, pero las conductas parentales específicas pueden aumentar las posibilidades de que tus hijos crezcan para ser adultos sanos, equilibrados y responsables. La crianza de los hijos sin cuidado puede hacer que los niños se sientan inseguros y sin amor, a menudo resulta en problemas de disciplina y baja auto-estima. Para asegurarte de que tu comportamiento parental tiene un efecto positivo, mantén a tus hijos responsables de sus acciones, pero hazlo de una manera amorosa y compasiva que les anime a hacer lo mejor.

Educación

Un padre responsable nutre a sus hijos sin ser crítico o dominante para que aprendan a tomar sus propias decisiones. De acuerdo con las "4 Ways of Parenting Description" en el sitio web de la Buffalo State University, un padres en la crianza utiliza una voz suave para fomentar un comportamiento apropiado. Los padres educados afirman a sus hijos y se centran en los rasgos positivos del carácter, lo que les ayuda a aprender a ser amables, compasivos y misericordiosos. Un padre descuidado ignora a sus hijos, responde airadamente a circunstancias difíciles y da excusas o desobediencia. Hacer comentarios degradantes o criticar a un niño por sus esfuerzos es una manera descuidada de manejar las responsabilidades de la crianza.

Disciplina justa

Los padres capaces proveen disciplina justa para que los niños aprendan a respetar a los demás y seguir las reglas importantes. Según el boletín "Times Family", publicado por la New Mexico State University, los niños desarrollan una autoestima positiva, sentimientos de adecuación, autoconciencia, capacidad de cooperación y comportamiento responsable cuando crecen con directrices. Los padres responsables utilizan altos niveles de alabanza para recompensar el buen comportamiento y penalidades justas para castigar un comportamiento inaceptable. Los padres irresponsables ignoran por completo la disciplina o castigan con arrebatos emocionales. Un padre descuidado podría descuidar el alabar el comportamiento positivo, castigar con dureza por ira o frustración o se olvida de tomar directrices claras. Los niños prosperan cuando la disciplina es firme, justa y coherente.

Comportamiento personal

Los padres responsables modelan un comportamiento apropiado. Según un artículo publicado en la edición de marzo 2006 "Parenting New Hampshire" en el sitio web de la University of New Hampshire, los niños se apresuran a imitar a los adultos, así que los padres deben modelar la generosidad, el compartir, la cortesía, la cooperación y el compromiso. Los niños imitan el comportamiento que observan en sus padres, por lo que un padre capaz establece un buen ejemplo para que sigan sus hijos. Los padres descuidados muestran un comportamiento agresivo, usan un lenguaje grosero, tratan a los demás sin respeto, desobedecen las leyes, ponen excusas para las malas decisiones, no siguen adelante con las decisiones y participan en el abuso de sustancias.

Instinto protector

Los objetivos de un padre responsable incluyen la protección y la seguridad, que incluyen alimentos nutritivos, ropa y vivienda. Advertir contra circunstancias peligrosas, enseñar habilidades importantes de la vida y promover la educación son valiosas responsabilidades de crianza. Un buen padre no es excesivamente protector, protegiendo al niño de todas las desgracias de la vida, sino que él no l protege del peligro y le ayuda a recuperarse de la decepción y el fracaso. Un padre descuidado es egoísta y pone sus propias necesidades por encima de sus hijos. Está demasiado ocupado para ofrecer amor e instrucción y encuentra maneras de evitar sus obligaciones parentales. Un padre descuidado no proporciona un lugar de consuelo y refugio donde un niño puede retirarse cuando lo necesita.

Más galerías de fotos



Escrito por kristine tucker | Traducido por blas isaguirres