Padres que consienten a sus hijos y no pueden solventarlo

Quieres colmar a tus hijos de amor y afecto y, de vez en cuando, con cosas materiales. Sin embargo consentir a tus hijos (o sea, llenarlos de juguetes, regalos y otras cosas que deseen) puede tener efectos negativos. En particular, si tienes poco presupuesto, consentir a tus hijos transmite un mensaje erróneo sobre la administración financiera y la responsabilidad. Comprende por qué debes evitar consentir a tus hijos, en especial cuando careces de los medios necesarios para hacerlo.

Altas expectativas

Darle siempre a tus hijos todo lo que desean hace que tengan altas expectativas y sean difíciles de complacer. A medida que sigues satisfaciendo las demandas de tus hijos, querrán cada vez más de ti y terminarás gastando más tiempo y dinero para complacerlos. Si careces de los medios financieros para hacerlo, corres el riesgo de salirte del presupuestos para satisfacer las demandas de niños difíciles de complacer.

Falta de ética laboral

Los niños que reciben todo lo que quieren pueden no comprender la importancia del esfuerzo. Aprender que es necesario trabajar para conseguir lo que quieres es una lección importante que los niños deben aprender a temprana edad. Premiar a tus hijos luego de hacer determinadas tareas les enseña los beneficios del trabajo. Por otro lado, dejar que tus hijos obtengan todo lo que quieren sin esfuerzo alguno puede contribuir a la haraganería y a una ética laboral débil o inexistente.

Pocos conocimientos financieros

Tu deber como padre es enseñarle a tus hijos sobre la responsabilidad financiera. Los niños pueden comprender los conceptos básicos de la elaboración de presupuestos y el ahorro de dinero a temprana edad. Cuando le das a tus hijos todo lo que quieren descuidando tus finanzas, ellos no logran comprender estas habilidades importantes. La Pennsylvania Association of Community Bankers recomienda pedirle a los niños que ayuden a administrar las facturas domésticas para que desarrollen conocimientos sobre finanzas. Cuando gastas negligentemente para consentir a tus hijos, no logras darles lecciones importantes sobre finanzas.

Crisis financiera

Darle todos los gustos a tus hijos tiene otras consecuencias además de perjudicarlos. Malcriarlos puede impactar en el bienestar general de la familia. Gastar de más y darle a tus hijos cosas materiales, actividades y vacaciones que realmente no puedes solventar puede tener consecuencias financieras a largo plazo. Eventualmente, tendrás que pagar la deuda con la tarjeta de crédito. Si no lo haces, tu informe crediticio se verá afectado y no podrás comprar una casa o un auto para la familia en el futuro. Por lo tanto, gastar más allá de tus pasibilidades para consentir a tus hijos puede tener consecuencias a largo plazo en el bienestar general de la familia.

Más galerías de fotos



Escrito por barbie carpenter | Traducido por valeria d'ambrosio