Padres ayudando a las adolescentes con desórdenes alimenticios

Muchas adolescentes se preocupan por su apariencia porque quieren lograr ser aceptadas en un grupo. Cuando llega la pubertad y el cuerpo de tu hija adolescente cambia, ella podrá sentirse acomplejada y querrá cambiar la manera en que se ve. Las preocupaciones acerca de que forma y talla tiene el cuerpo pueden desencadenar un desorden alimenticio en algunos adolescentes. Si tu adolescente tiene un desorden alimenticio, tu papel como padre es muy importante para que recupere su rutina haciéndole elecciones de comida saludables y construyéndole su autoestima.

Comprende el diagnóstico

Ya que existen diferentes tipos de desordenes alimenticios, es vital para ti comprender el que tu hija adolescente está experimentando. Esto permite que tu le ayudes detectando síntomas específicos, sus necesidades nutricionales y su comportamiento al comer. La anorexia involucra restricción severa de comida debido a los miedos de engordar; la bulimia involucra el comer grandes cantidades de comida en una sola sentada, después purgarse ya sea vomitando o usando laxantes, de acuerdo con Guía de ayuda (Help Guide). Los atracones son un desorden alimenticio similar a la bulimia, pero una adolescente se atracará sin purgarse después.

Ayuda profesional

Hay mucho que puedes hacer en casa para ayudar a tu hija adolescente con un desorden alimenticio, pero también es importante buscar ayuda profesional. En algunos casos este puede ser un doctor, nutriólogo, terapeuta o una combinación de más de uno. Asegurarte de que tu hija adolescente vaya a sus citas y siga las órdenes de su equipo médico es vital para que la ayudes en su recuperación del desorden alimenticio. Trabajar en colaboración estrecha con los profesionales que tratan a tu hijo también te permitirá compartir que es lo que pasa en casa para que que pueda ser mencionado en las citas si es necesario.

Preparación de la comida

Padres Maudsley (Maudsley Parents), es un sitio de Internet diseñado para ayudar a padres de niños con desordenes alimenticios, dando consejos de dieta con un combinación de grasas saludables, carbohidratos, proteínas y muchas calorías para adolescentes con anorexia. Esto ayudará a tu hija con anorexia a ganar peso de una manera saludable. Para las adolescentes que tienen atracones, apégate a una dieta saludable y bien balanceada y monitorea el tamaño de las porciones. Al mismo tiempo, posiblemente tendrás que hacerle difícil a tu hija adolescente el acceso a cantidades grandes de comida cuando esté sola. Esto podría implicar cerrar con llave el refrigerador y despensa, además de no dejarla salir sola. Permítele a tu adolescente ayudarte a elegir y preparar las comidas, lo cuál hace más probable que se las coma. Brindarle un poco de control ayuda mucho para que se sienta confortable cerca de la comida y para normalizar sus patrones de ingesta.

Preocupaciones emocionales

Ayudar a tu hija adolescente a que coma de manera saludable es una parte vital en el tratamiento de su desorden alimenticio, pero también necesitarás examinar sus emociones para que puedas ayudarle con los sentimientos que rodean sus patrones de desorden alimenticio. MayoClinic.com recomienda apoyar las metas de tu hija y logros sin examinarlos mucho. Evita comentar sobre el aumento o pérdida de peso. Éstas observaciones de improvisto que parecen no ser trascendentales pueden causar que el desorden alimenticio perpetúe. Pon el ejemplo con buenos hábitos alimenticios, dice Enfócate en la familia (Focus on the Family). No hagas comentarios despectivos acerca de tu propio cuerpo y demuestra a tu hija que comes una combinación de comidas de cada grupo alimenticio en cantidades saludables.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por anabel vazquez