Cómo tener paciencia con los recién nacidos

Por mucho que puedas haber anticipado tu bebé, la rutina diaria de cuidado de un recién nacido puede volverse un desafío. Un recién nacido no tiene paciencia para esperar su turno, y no entiende que estás cansada en la mitad de la noche. Mantén el rumbo y sé padre del recién nacido con paciencia y amor. Antes de que lo sepas, tu pequeño bebé va a caminar y hablar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Ocúpate de tus propias necesidades físicas y emocionales, incluso cuando tienes un recién nacido que te necesita. Toma una siesta, dirígete a la cama temprano o duerme hasta tarde cada vez que puedas para asegurarte de que obtienes todo el descanso posible. Toma algo de tiempo cada día, aunque sólo sea por unos minutos, para rejuvenecerte. Un paseo alrededor de la cuadra, un par de minutos en la ducha o la lectura de un capítulo de un libro puede darte unos minutos todos los días.

  2. Date cuenta de la finalidad del llanto del recién nacido para entender a tu bebé. Un recién nacido utiliza el llanto para comunicarse debido a que no tiene otra manera de hacerlo, informa el sitio web Valley Pediatric Medical Group. Un bebé utiliza el llanto para decirte que tiene hambre, demasiado frío, demasiado calor, está cansado, estimulado, aburrido, enojado o incómodo.

  3. Esfuérzate por ver a tu bebé cuidadosamente para ver sus señales antes de que llore. Por ejemplo, si notas que muestra signos de cansancio, tales como frotarse los ojos o bostezar, puedes ponerlo en la cama para una siesta antes de que esté demasiado cansado y llore a gritos durante una hora. Cuando observas que chupa sus dedos, puedes alimentarlo antes de que se vuelva tan loco de hambre que tengas que calmarlo antes de comer.

  4. Responde rápidamente a tu bebé, pero entiende que puede haber momentos en los que no puedes evitar que llore. Durante las primeras semanas de vida, los recién nacidos a menudo lloran sin motivo comprensible, independientemente de lo que puedas hacer para calmarlos.

  5. Presta atención a los síntomas de tristeza posparto, dándote cuenta de que este es un problema normal después del parto, aconseja el sitio web Children’s Physician Network. La tristeza posparto puede manifestarse como tristeza, ansiedad, cansancio y llanto. Si sientes tristeza posparto, busca el apoyo de tu pareja y familia, a menudo sólo recibiendo ayuda adicional y apoyo puede ayudarte a aliviar estos sentimientos. La tristeza posparto debería aliviarse en alrededor de un mes después del parto.

  6. Comparte el cuidado del recién nacido con otra persona, un esposo, una pareja u otro miembro cercano de la familia, informa el sitio web Woodinville Pediatrics. Al contar con otra persona de tu confianza que sabe cómo cuidar a tu bebé, puedes sentirte apoyado, al mismo tiempo que sientes la división de responsabilidades, por lo que la atención del recién nacido se siente un poco menos estresante y abrumadora.

  7. Coloca al bebé en su cuna y busca ayuda inmediatamente si sientes que está perdiendo la paciencia con el bebé. Los sentimientos de frustración e ira hasta el punto donde tienes pensamientos de hacerle daño requieren una intervención inmediata, de acuerdo con el sitio web de la Clínica Mayo. Llama a un amigo o miembro de la familia y consigue ayuda tan pronto como sea posible, es posible que necesites la intervención profesional, o simplemente puedes necesitar algo de alivio con el cuidado del recién nacido.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por carlos alberto feruglio