¿Puede P90X aumentar la resistencia de un atleta?

Como un corredor necesitas energía a través de las carreras e incluso en aquellas de entrenamiento intenso. El programa de entrenamiento en casa P90X es un juego intenso de entrenamientos diseñados, entre otras cosas, para mejorar tu resistencia. Aunque hacer el programa P90X completo en lugar correr no es una forma ideal de entrenamiento, el uso de partes del programa puede ayudar a mejorar los diferentes aspectos de tu resistencia. Considera la posibilidad de añadirlo a tu programa de entrenamiento como una forma de entrenamiento cruzado.

Resistencia aeróbica

Una actividad aeróbica es aquella en la que tu cuerpo es capaz de actuar cumpliendo con sus necesidades de oxígeno. Hay tres tipos de resistencia aeróbica: corta, mediana y larga. Se necesita resistencia aeróbica media para las actividades de duración de ocho a 30 minutos, mientras que necesitas resistencia larga para las actividades que duran más de 30 minutos. P90X no ayuda a este tipo de resistencia porque las actividades de cardio de P90X se dividen en intervalos más cortos. P90X puede ayudar con la resistencia aeróbica corta, que es necesaria para las actividades que duran entre dos y ocho minutos. Así que P90X ayudará a la resistencia aeróbica de los corredores de media distancia, que corren distancias que incluyen 1.500 metros y 1 milla, pero no va a ayudar a los corredores de larga distancia, que dependen de la resistencia aeróbica media y larga.

Resistencia anaeróbica

Cuando corres en la zona anaeróbica utilizas la energía almacenada en lugar de oxígeno para alimentar tus músculos. Esta resistencia se refiere a la longitud de tiempo en que tu cuerpo puede funcionar en esta zona. Los velocistas corren en esta zona a través de la mayor parte o la totalidad de sus carreras, pero los corredores de larga distancia lo hacen sólo durante un sprint final para llegar a la meta. Según Matt Fitzgerald, el autor de"RUN: The Mind-Body Method of Running by Feel", P90X mejora la resistencia anaeróbica. Esto no debe sorprender, ya que según el entrenador para corredores Brian MacKenzie, puedes mejorar tu resistencia anaeróbica "utilizando métodos de repetición de trabajo de alta intensidad con una recuperación limitada". Los entrenamientos cardio de P90X hace exactamente esto: repiten los estallidos cortos e intensos del ejercicio cardiovascular sin mucho tiempo para recuperarte.

Resistencia muscular

La resistencia muscular se refiere a la duración en que tus músculos pueden mantener el ritmo. Cuanto mayor sea tu resistencia, más lejos podrás correr a un ritmo más rápido. Según MacKenzie, el entrenamiento de circuito es un método para mejorar la resistencia muscular. Este entrenamiento consiste en hacer una variedad de ejercicios de entrenamiento de fuerza con interrupciones mínimas en el medio con el fin de mantener tu ritmo cardíaco. Las rutinas de entrenamiento de fuerza en P90X son todas rutinas de entrenamiento de circuito que crearán más músculos para ayudarte a mejorar tu resistencia muscular. El entrenamiento "Legs and Back", en particular, se centra principalmente en los músculos del tren inferior, que son esenciales para un corredor.

La incorporación de P90X a tu entrenamiento

Aunque P90X mejorará tu resistencia, no es un sustituto para correr si tu objetivo es llegar a ser un mejor corredor. Puede, sin embargo, ser utilizado como una forma de entrenamiento cruzado. Según Fitzgerald, los corredores necesitan solamente cantidades modestas de entrenamiento de fuerza y les conviene pasar más tiempo corriendo en vez de levantar pesas o hacer sentadillas. Él recomienda centrarte en P90X con algo de actividad en la que corras durante la temporada baja y luego que aumentes este tipo de ejercicio y hagas tres versiones más cortas de las rutinas de P90X durante la temporada de carreras. Sugiere que obtendrás el máximo beneficio de P90X durante la temporada de carreras si "mantienes un volumen bastante alto en el que corras y manipules partes del programa P90X para añadir a tu rutina".

Más galerías de fotos



Escrito por dani arbuckle | Traducido por carlos alberto feruglio