Oxímetro de pulso al ejercitarte

Los oxímetros de pulso, normalmente utilizados en hospitales y centros de rehabilitación, se usan cada vez más en centros de salud y gimnasios. Los oxímetros de pulso son aparatos simples no invasivos que se utilizan para medir la cantidad de oxigenación en la sangre. Aunque medir la saturación de oxígeno al hacer ejercicio no es necesario para la mayoría de las personas, utilizarlo durante tus sesiones de ejercicio puede ser de mucho beneficio en ciertas ocasiones.

Identificación

Un oxímetro de pulso es un pequeño aparato electrónico que mide la cantidad de oxígeno que transporta tu sangre. Este aparato se sujeta en la punta de tu dedo índice y emite luz infrarroja y luz roja visible sobre el dedo. La sangre oxigenada y la desoxigenada absorben distintas cantidades de estas luces. Al calcular la diferencia entre estas dos, el oxímetro de pulso mide cuánto oxígeno es transportado por tu sangre. El oxímetro de pulso se utiliza con mucha frecuencia en los hospitales para determinar con cuanta eficacia trabajan en conjunto el sistema circulatorio, el corazón y los pulmones.

Saturación de oxígeno

El oxímetro de pulso mide la saturación de oxígeno, esto es el porcentaje exacto de la cantidad de hemoglobina saturada con oxígeno. Las personas sanas normalmente tienen una saturación de oxígeno del 97 al 99 por ciento. Sin embargo, una saturación mayor de 92 se considera segura y dentro de límites normales. Medir la saturación de oxígeno es importante en pacientes con enfermedades respiratorias crónicas como el asma. Si una enfermedad interfiere con la cantidad de oxígeno que puede utilizar el cuerpo, un oxímetro de pulso puede monitorizar los niveles de oxigenación de una paciente para garantizar su seguridad.

Beneficios durante el ejercicio

Los atletas profesionales pueden utilizar un oxímetro de pulso al ejercitarse, simplemente para monitorizar sus niveles de oxígeno durante rutinas extenuantes. También debes utilizar un oxímetro de pulso si te ejercitas en zonas de mucha altitud como las montañas. Para asegurar una oxigenación adecuada, es recomendable que las personas con enfermedades respiratorias y los pacientes en recuperación de una enfermedad o cirugía reciente, utilicen un oxígeno de pulso durante el ejercicio. Si tienes dudas sobre si deberías utilizar un oxímetro del pulso durante el ejercicio, habla con un profesional médico. Tu doctor puede emitir un juicio apropiado y hacer recomendaciones según tu estado pasado y actual de salud.

Consideraciones

Si tus manos sudan mucho durante el ejercicio, el oxímetro de pulso puede salirse de tu dedo. Además, las personas con dedos inusualmente grandes o pequeños pueden tener dificultad para mantener el aparato sujetado a los mismos. Si es necesario, asegura el oxímetro alrededor de tu dedo con un poco de cinta para mantenerlo en su lugar. Si tu entrenamiento requiere un uso considerable de las manos, como jugar basketball o levantar pesas, sujeta el oxímetro de pulso al lóbulo de tu oreja. De nuevo, puede que un poco de cinta sea necesaria para mantenerlo en su lugar.

Hecho curioso

En el año 2010, los investigadores del Mercyhurst College en Pennsylvania utilizaron oxímetros de pulso en un estudio sobre el jugo de pasto agropiro y el ejercicio. El estudio fue diseñado para determinar si la ingesta de jugo de esta planta mejoraba la saturación de oxígeno de la sangre durante el ejercicio. Aproximadamente 20 minutos después de tomar jugo de pasto agropiro, los participantes del estudio corrieron por 20 minutos en una caminadora utilizando un oxímetro del pulso. El estudio concluyó que la ingesta de jugo antes de la actividad física mejoró la oxigenación de la sangre durante el ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por krista sheehan | Traducido por karly silva