Cómo saber si las ostras se echaron a perder

Las ostras generalmente se disfrutan crudas. Por lo tanto, es esencial que se mantengan vivas hasta que estén listas para ser consumidas. El consumo de ostras en mal estado puede provocar una intoxicación alimentaria, de acuerdo con “Foundations of Nursing” (Fundamentos de la enfermería), lo que puede derivar en náuseas, vómitos, diarrea y malestar gastrointestinal general. Una inspección completa de tus ostras antes de comerlas puede alertarte de que estén en mal estado, afirma "Food Regulation: Law, Science, Policy, and Practice" (Reglamento sobre la Alimentación: Derecho, Ciencias, Políticas y Prácticas).

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Ostras

Instrucciones

  1. Pregunta al personal en el mostrador de pescados donde compras tus ostras cuándo fueron cosechadas. Sólo compra ostras que fueron almacenadas en hielo para preservar su frescura y no tengan más de cuatro días de edad, que es su máxima vida útil, de acuerdo con "Techniques of Healthy Cooking" (Técnicas de la Cocina Saludable).

  2. Inspecciona la cáscara de cada ostra y desecha cualquier ostra abierta. Las cáscaras abiertas indican que las ostras han muerto.

  3. Abre la ostra e inspecciona su fluido y centro carnoso. Una ostra fresca tendrá aspecto húmedo, mientras que una ostra en mal estado lucirá seca y tendrá una textura rugosa.

  4. Huele la ostra. Cualquier ostra con un olor rancio debe ser desechada, ya que esto es un signo de que está en mal estado.

Más galerías de fotos



Escrito por leigh wittman | Traducido por nieves fragola