Cómo organizar una fiesta de pijamas para adolescentes

Una fiesta de pijamas puede ser divertida para los adolescentes, pero debes asegurarte de mantenerla bajo control. Cuánto quieres supervisar e interferir, cuántos amigos van a venir y si es es una fiesta de pijamas mixta o no, depende de la edad de tu adolescente. Al tomarte el tiempo para planificar las cosas con antelación y discutir los detalles con tu adolescente, asegurarás no solo una noche segura sino también una llena de recuerdos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. De antemano discute las reglas con tu adolescente. No olvides nada para evitar malos entendidos y problemas más adelante. Si la fiesta de pijamas es mixta, discute dónde dormirán los chicos y dónde las chicas. Si van a compartir un área común (por ejemplo, podrían "acampar" en la sala de estar) habla sobre la conducta que esperas de todos. Si hay una hora de "luces fuera", habla de ello al igual que del ruido, la comida y sobre qué pasará a la mañana siguiente, por ejemplo: ¿se irán todos a casa a una hora determinada o se irán a diferentes horas?

  2. Compra bocadillos o alimentos simples que los adolescentes puedan ingerir por sí solos. Si vas a dejar que tu adolescente pida una pizza u otra comida, preguntale cómo espera lidiar con el gasto. Si se espera que pagues la comida ya que eres el anfitrión, podría ser más barato, y aún más divertido, comprar alimentos congelados del supermercado y abastecer tu congelador. Puedes ofrecerte para preparar algo de comida si quieres ser el anfitrión, pero no esperes que los adolescentes se sienten a la mesa y coman contigo. En cambio, sirve la comida y luego salte con gracia para que puedan divertirse sin ti.

  3. Prepara una zona de entretenimiento para que los adolescentes la compartan. Prepara algunas películas, un montón de almohadas y espacios cómodos si van a pasar el tiempo en la sala de estar o linternas para asustarse los unos a los otros, si van a tener una noche de películas de terror. Incluso puedes juntar algunas canastas de regalos con artículos como mascarillas y cremas, para que las niñas puedan jugar a una noche de spa.

  4. Establece reglas con respecto al "flujo de la gente": esto significa dejar saber a todo mundo que no quieres gente yendo y viniendo durante toda la noche. Después de todo, los padres esperan que supervises y hagas todo lo posible para mantener a sus adolescentes a salvo, mientras están en tu casa. Para ello, puedes establecer una regla de que una vez que los adolescentes lleguen a tu casa, no se sale de nuevo hasta la mañana siguiente, a menos que haya una actividad pre-establecida que los otros padres hayan aprobado de antemano.

Más galerías de fotos



Escrito por tammy dray | Traducido por ana karen salgado beltrán