Cómo organizar tu bolso de palos de golf

Cuando estás en el campo de golf concentrado en lograr el mejor round que puedas, lo último de lo que quisieras preocuparte es tratar de encontrar el palo correcto cuando lo necesites. Muchos golfistas no piensan dos veces en la organización del bolso, pero puede marcar la diferencia en términos de sentirse ordenado y el equilibrio del bolso.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Saca todos los palos del bolso de golf. También baja la cremallera en los bolsillos del costado para quitar los contenidos. Muchos bolsos vienen con tres secciones para guardar los palos. Los tendrás que organizar dependiendo de cómo traslades el bolso por el campo.

  2. Coloca los palos más cortos en el compartimiento del fondo si vas a trasladar el bolso por el campo. Entre ellos se incluyen tus hierros 7, 8 y 9, además de los palos de grado alto para el campo y para la arena, si es que los tienes.

  3. Coloca los palos de tamaño mediano a largo en el compartimiento del medio del bolso. Entre ellos se incluyen los hierros del 3 al 6 y el hierro 2 si llevas uno.

  4. Desliza tus maderas en la parte superior del bolso. Incluye los palos híbridos que tengas, así como tu putter. Al guardar el putter junto con las maderas evitarás que se golpee contra los hierros y provoque daños. Esta distribución facilitará el trabajo de encontrar los palos y creará un equilibrio en el bolso de golf cuando los traslades.

  5. Invierte el orden de las maderas y los hierros cortos si decides atar la bolsa a un carrito de golf. Las maderas más altas tienen que estar en la parte de atrás, donde sea que esté el bolso, para que no bloqueen los palos más cortos cuando tengas que buscarlos.

  6. Llena uno de los bolsillos del costado con los tee y las pelotas de golf. Si tienes una sección larga que se extienda por el largo de la bolsa, entonces úsala para tus zapatos. Deja una sección pequeña vacía para guardar comidas y bebidas que lleves al campo.

Más galerías de fotos



Escrito por joshua mccarron | Traducido por laura guilleron