Organiza las fotos de tus vacaciones con estas sugerencias simples

Cuando estás de vacaciones, te emocionas tanto que tomas foto tras foto. Al regresar a tu hogar, con demasiada frecuencia esas fotografías terminan olvidadas en una caja o en un clóset. Siempre tienes la intención de organizarlas, pero jamás pareces encontrar el tiempo y la disposición necesaria para hacerlo. Si bien la tarea de ordenar las fotos de las vacaciones puede parecer abrumadora, tomar el tiempo que te haga falta para organizar, categorizar y almacenar tus recuerdos les brindará, tanto a ti como a tu familia, el placer de atesorarlos para las décadas futuras.

Digitaliza y almacena de manera electrónica


Invierte en una buena cámara digital para obtener la mejor calidad de imágenes.

No necesitas una cámara digital para obtener fotos digitales. Lleva tus fotografías impresas a un laboratorio fotográfico (las tiendas grandes por lo general cuentan con uno), y haz que los pasen a un CD. Transfiere las imágenes del CD a tu computadora hogareña y almacénalas en el disco rígido. Designa una carpeta electrónica para las fotos de tus vacaciones y abre carpetas más pequeñas en su interior para cada destino. Las imágenes digitales no se llenan de polvo ni se rayan, y puedes imprimir copias físicas con facilidad si las necesitas.

Etiqueta y comparte


Las fotos etiquetadas son más fáciles de compartir con quienes no han estado allí.

Tan pronto como regreses a casa, examina las fotos y etiquétalas. Si las fotografías son digitales, añade etiquetas y subtítulos. Si tienes fotos impresas, simplemente escribe al dorso; incluye la fecha, lugar, las personas en la imagen y una o dos palabras clave, tales como "Fiesta en la playa en Cancún". Esto te ayudará a recordar por qué has tomado la foto, y mantendrá fresco el recuerdo. Comparte tus fotos con el fin de maximizar el número de personas que posean una copia, en caso de que pierdas la tuya. Las redes sociales constituyen un medio rápido y fácil para compartir tus recuerdos con una gran cantidad de gente; sin embargo, debes proteger tu privacidad. Los servicios para compartir fotografías te permiten crear una cuenta protegida por una contraseña, que sólo es accesible para aquellos a quienes invites a ver las imágenes.

Elige y descarta


Elige la imagen playera que te represente.

Elimina las fotos que se encuentren duplicadas o que sean similares. Algunos destinos en particular se prestan a que tomes imágenes repetidas del mismo tema, por ejemplo una puesta de Sol, lo cual puede conducir a un amontonamiento de fotos sin sentido. Elige una, o como mucho dos, y borra o elimina el resto. También puedes descartar las imágenes borrosas o las grupales ridículas, ya que no representan la gente retratada de una manera apropiada. Evita la acumulación de fotos a largo plazo al colocarlas en un álbum. Si no puedes adecuar la cantidad de fotos de un viaje largo a un álbum, continúa con el procedimiento de reducción hasta que lo logres.

Preserva


Almacena las fotos en un ambiente con una temperatura agradable constante.

Si las fotos de tus vacaciones se encuentran impresas, necesitarás almacenarlas de manera apropiada, de manera que duren. Colocarlas en álbumes es una buena idea, aunque si tienes una gran cantidad de imágenes, puede ser mejor guardarlas en una caja diseñada para tal fin. Muchas cajas de fotos pueden contener hasta 1.000 copias impresas y cuentan con divisores para facilitar la organización. Ni siquiera será necesario que las quites del sobre de la tienda, simplemente coloca la fecha, la etiqueta, y archívalas. Nunca guardes tus fotos en el ático, el garaje o el sótano, ya que éstas son áreas que tienden a ser húmedas, lo cual puede arruinar las fotografías. Evita almacenarlas cerca de la cocina o el baño, zonas que también suelen ser húmedas, o en clósets cercanos a tuberías que puedan tener fugas y causar que el agua dañe las fotos.

Más galerías de fotos



Escrito por kate bradley | Traducido por sofia elvira rienti