Oportunidades de voluntariado para niños

Ofrecer tu ayuda para una causa benéfica no tiene precio y es valorado por los organismos y organizaciones que prestan servicios a los menos afortunados. En 2008, the Carnegie Report indicó que, en niveles máximos de los últimos 30 años, el 70% de los estadounidenses no participaron en actividades de voluntariado, mientras que dos terceras partes de las 900.000 organizaciones sin fines de lucro en el país tuvieron dificultades para encontrar a los voluntarios que necesitaban. Tus niños y tú pueden involucrarse para ayudar a llenar los huecos.

Personas sin hogar

El número de familias con niños, sin hogar, ha incrementado significativamente durante la última década. Las familias con niños están dentro de los segmentos de mayor crecimiento en la población de personas sin hogar. En una encuesta de 2007 en 23 ciudades estadounidenses, the U.S. Conference of Mayors encontró que las familias con niños conformaban el 23% de la población de personas sin hogar. Las horas de comida en los albergues están abarrotadas, por lo cual debes ponerte en contacto con el albergue local para preguntar cómo es que tus niños y tú pueden ayudar. Antes de comenzar, confirma que las tareas sean apropiadas para los niños. Los niños pueden ayudar con la preparación de los alimentos, haciendo ensaladas, pelando papas, o preparando las bebidas, por ejemplo. Las horas de comida son un momento ideal para que tus niños y tú trabajen junto con otros para ayudar con las necesidades de la organización.

Cumpleaños desinteresados

De acuerdo con The Children for Children Organization ubicada en New York, puedes presentarle a tus hijos la idea del servicio a cualquier edad. Las fiestas desinteresadas de cumpleaños son una buena manera de presentarles este concepto a tus hijos e involucrar a sus compañeros. Envía invitaciones e incluye la frase "Sin regalos, por favor, pero trae artículos para el cuidado de niños, como toallas húmedas, sábanas, comida para bebé y pañales, que serán donados para la agencia XYZ". Con suerte, esta idea será contagiosa y sus compañeros harán lo mismo.

El vecindario

Puede que exista una casa en el vecindario que necesite mantenimiento. En vez de quejarte y ser crítico con los residentes, pregunta si tú y tus niños pueden ayudar. Es probable que la propiedad sea de alguien que no puede darle mantenimiento a su jardín. Que tu hijo adolescente se ofrezca de voluntario para cortar el césped, ajustar los bordes, o permite que los más pequeños arranquen la hierba. El invierno también trae oportunidades de voluntariado si vives en un lugar donde neva. Saca a tus hijos de la casa durante las vacaciones y permíteles retirar la nieve de las aceras y entradas de las casas en tu vecindario. Los vecinos no sólo apreciarán la labor, sino que tal vez tus hijos sean la inspiración de otros.

Otras oportunidades

Algunos residentes de hogares de retiro tienen muy pocas, o ninguna, visita. Podría ser posible que tus hijos no tengan abuelos. Construye un puente en esta brecha y lleva a tus hijos a visitar a los ancianos. Los adultos mayores disfrutan de la lectura, los juegos de mesas, como ajedrez, damas y juegos de cartas. Estas actividades son un buen estímulo tanto para los adultos mayores como para los niños. Si tu hijo tiene talentos musicales, podría presentar un recital.

Más galerías de fotos



Escrito por leslie arthur | Traducido por luis bernardo