¿Qué es el OPLL en cambios degenerativos de la columna vertebral?

LLPO, o Ligamento Longitudinal Posterior Osificado, describe una enfermedad general donde la columna vertebral se comprime debido a la osificación de los ligamentos que corren paralelos a la columna cervical. Estas osificaciones pueden tomar la forma de espolones de hueso o de un engrosamiento general del ligamento que gradualmente empeora con el tiempo.

Identificación

El "Medical Journal of the Armed Forces in India" informa que la identificación clínica de esta enfermedad por lo general sólo se produce después de que los síntomas han progresado a una etapa de dolor crónico. Las radiografías detalladas y las resonancias magnética, o MRI, deben realizarse con el fin de descartar otras lesiones comunes de la médula como protusiones discales. La medición del canal espinal ayuda a diagnosticar un LLPO en la mayoría de los pacientes. Un diámetro del canal de menos de 10 mm es considerado como una forma grave de estenosis cervical, mientras que un diámetro de entre 10 y 13 mm se considera una forma leve de estenosis. Las protusiones discales a menudo pueden acompañar esta estenosis, dificultando el diagnóstico absoluto del LLPO.

Síntomas

Los síntomas varían de un paciente a otro, sin embargo, los síntomas más comunes, publicados en "Neurosurgery Focus", son el dolor crónico de cuello y una sensación de entumecimiento u hormigueo en dos o más extremidades. Sin corrección quirúrgica, los síntomas a menudo progresarán a la parálisis parcial o total y la pérdida del control de las funciones corporales. Aunque el LLPO puede revelarse después de un traumatismo agudo, la aparición de los síntomas suele ser gradual y por lo general comienza a mediados y finales de los 40 años de edad.

Predominio

"Neurosurgery Focus" informa que el 25 por ciento de los pacientes en América del Norte que tienen lesiones en la médula espinal también desarrollan LLPO. La mayoría de las personas con LLPO exhiben ensanchamiento y el cierre del canal espinal en el medio de las vértebras 2 a la 4. Sólo el 30 por ciento de los pacientes con LLPO tienen lesiones espinales por compresión de la columna vertebral en la zona lumbar o región torácica.

Tratamientos tradicionales

Los tratamientos tradicionales del LLPO dependen de la gravedad de la enfermedad. Las opciones de tratamiento principales requieren de la eliminación de los discos vertebrales por completo, fusión de los discos y las inserciones de placas de metal para evitar la compresión de los discos restantes. Todos estos tratamientos requieren de largas internaciones hospitalarias y son de muy alto riesgo. El paciente pierde una importante gama de movimiento, y una segunda cirugía normalmente no se considera posible, incluso si se presentan más problemas.

Últimos tratamientos

El Dr. Jho del Jho Institute for Minimally Invasive Neurosurgery fue pionero en una nueva técnica que se está convirtiendo rápidamente en una ley. El procedimiento Jho agranda el canal de la médula espinal a través de un procedimiento menos invasivo que elimina el único hueso que se proyecta en el canal espinal. El tiempo de recuperación es mucho más rápido, y el rango de movimiento del paciente se mantiene en rumbo después de que las pruebas de diagnóstico se han completado. Dado que este tipo de cirugías requiere de una internación de una sola noche, la probabilidad volver para reparar más espolones óseos que se han desarrollado o para corregir otras formaciones de espolones óseos no es tan desalentadora o arriesgada.

Más galerías de fotos



Escrito por elizabeth thatcher | Traducido por priscila caminer