Opciones de férulas bucales para el trastorno de la articulación temporomandibular o TMD

EL ATM puede causar dolor fuerte de la mandíbula o los músculos faciales.

Los médicos suelen prescribir una boquilla, un protector o una férula para tratar a sus pacientes que sufren de trastornos temporomandibulares, el TMD, que implica los músculos masticatorios, o para masticar, y la ATM, que consiste en las articulaciones de la mandíbula. Estas condiciones causan dolor no dental que puede ser amplificado por ciertos factores psicológicos, especialmente cuando el dolor se vuelve más crónico.

El ATM es una enfermedad psicógena, lo que significa que tiene una causa emocional más que física. Los factores de estrés como la depresión, la ansiedad y los sentimientos negativos prolongados pueden aumentar tu nivel de tensión, la inseguridad o la sensación de angustia. Esos sentimientos estresantes pueden crear tensión en el sistema masticatorio, aumentando la presión sobre tus hábitos parafuncionales; los movimientos relacionados con el habla, la respiración y la masticación. Por ejemplo, puedes sufrir del apretamiento habitual de las mandíbulas o rechinar los dientes, llamado bruxismo.

A medida que tu condición empeora, el dolor, con el tiempo, puede llegar a ser difícil de tolerar y manejar. Tu dentista puede optar por una estrategia de tratamiento que incluye una combinación de protectores bucales, medicamentos, terapia cognitiva y cirugía. Las férulas de interclusión, las guardias de mordedura ortopédicas, los protectores nocturnos y los aparatos de bruxismo se utilizan habitualmente en el tratamiento de los trastornos temporomandibulares, y los resultados varían ampliamente entre los pacientes.

Hay tres tipos de boquillas para la ATM que son comúnmente prescritos: Protectores acrílicos blandos, guardias acrílicas duras y la férula Talon. Si tu enfermedad es leve o moderada, tu médico puede sugerir un protector acrílico blando. Se amolda a la forma de tu boca, pero puedes morderlo hasta romperlo con el tiempo. Una guardia de acrílico duro proporciona mayor durabilidad y es apropiada si sufres de bruxismo grave. La férula Talon se compone de acrílico duro en el exterior y de uno más suave en el lado de los dientes. Los investigadores no están de acuerdo sobre el funcionamiento de las férulas o el diseño más eficaz. Aunque los pacientes reportan que el uso de una boquilla proporciona una mayor comodidad, los protectores bucales no se deben usar durante todo el día, todos los días. En su lugar, se recomienda el uso nocturno de las férulas en casi todos los casos.

Los estudios sobre terapias con estos aparatos por lo general han reportado que los pacientes experimentan una reducción en el nivel de dolor facial, dolor en la boca y otros síntomas, sin embargo, la mayoría de los estudios involucran a pequeños tamaños de las muestras, resultados a corto plazo y grupos de control inadecuados. Varios artículos reportan resultados ligeramente favorables, pero los dispositivos no funcionaron mejor que otros aparatos dentales u otro tipo de terapias como la modificación de la conducta o de estrategias de auto-gestión.

Foto: Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por robert gerber, dds
Traducido por sofia loffreda