Omega 3 y la pérdida de cabello

Los suplementos de Omega-3 son el producto natural más utilizado por los adultos, fuera de las vitaminas y minerales, según una encuesta realizada en 2007 por el Centro Nacional para la Medicina Complementaria y Alternativa (NCCAM) y el Centro Nacional de Estadísticas de Salud. Los ácidos grasos del Omega-3 son un tipo de ácidos grasos esenciales que ofrecen una serie de beneficios potenciales para la salud, tales como la protección contra enfermedades cardiacas, la reducción de la inflamación de la artritis reumatoide y la mejora en el estado de ánimo. Junto con la ingesta adecuada de proteínas, el omega-3 puede ayudar a reducir la pérdida de cabello. Consulta a tu médico antes de comenzar cualquier nuevo régimen de suplementos.

Tipos


Puedes obtener estos ácidos grasos por comer más pescado azul, nueces y aceites vegetales.

Los tres tipos más importantes de omega-3 son el ácido docosahexaenoico (DHA), el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido alfa-linolénico (ALA). ALA en sí no se ha determinado que tenga un beneficio para la salud, pero en el cuerpo se convierte en EPA y DHA. Puedes obtener estos ácidos grasos por comer más pescado azul, nueces y aceites vegetales o tomando un suplemento de aceite de pescado.

Pérdida de cabello


La pérdida de cabello debido a la mala alimentación es a menudo reversible.

El centro de aprendizaje de pérdida de cabello informa que la pérdida de cabello afecta a unos 35 millones de hombres y 21 millones de mujeres en los Estados Unidos. Alrededor del 40 por ciento de los hombres tienen pérdida perceptible de pelo a los 35 años y el 65 por ciento a los 60 años. Aunque muchas formas de pérdida de cabello se deben a la genética o el estrés emocional, la pérdida de cabello debido a la mala alimentación es a menudo reversible.

Tratamiento para la pérdida de cabello

La falta de ácidos grasos omega-3 en la dieta es una causa frecuente de deficiencia nutricional relacionada con la pérdida del cabello, según lo declarado por la Universidad de Maryland Medical Center. El tratamiento a menudo implica la adición de 1 a 2 cápsulas o 1 cda. de aceite de pescado al día para estimular el crecimiento del cabello, reducir la inflamación y disminuir el cuero cabelludo seco y escamoso. Las recomendaciones de dosis equivalen a consumir 2,5 g de ácidos grasos omega-3. Como alternativa, puedes incluir alimentos ricos en omega-3 en tu dieta. Por ejemplo, 3 oz (85 gramos) de salmón cocido contienen 1,8 g de DHA y EPA, y 1 oz (28 gramos) de nueces y semillas de linaza contiene entre 1 y 2 g de ALA. La Asociación Americana del Corazón recomienda comer 6 oz (170 gramos) de pescado dos veces a la semana para lograr un efecto beneficioso de ácidos grasos omega-3.

Preocupaciones

Las dosis elevadas (más de 4.000 mg) pueden aumentar el riesgo de sangrado. Las personas que toman aspirina u otros medicamentos anticoagulantes deben primero consultar con su médico antes de comenzar a ingerir suplementos de omega-3.

Más galerías de fotos



Escrito por emma kang | Traducido por eliana belen doria