Olor corporal excesivo en adolescentes masculinos

Los adolescentes pasan numerosos cambios cuando llegan a la pubertad y un muchacho adolescente no es extraño al problema del olor corporal. Si tu hijo ha comenzado a sudar y a oler más, es hora de hablar con él sobre la higiene apropiada. Una vez que tenga la rutina correcta en su lugar, puedes decidir si ver o no a un doctor sobre el sudor excesivo, lo que podría ser una señal de un problema médico. En la mayoría de los casos, las duchas y una nueva barra de desodorante o antitranspirante debería ser suficiente.

Más transpiración

Lo que puede parecer como sudor excesivo para tu adolescente podría en realidad ser completamente normal. Los cambios hormonales durante la pubertad resultan en glándulas sudoríparas agrandadas, haciendo que tu adolescente sude más, particularmente en la parte de la entrepierna, las axilas, las manos y los pies, lo que puede generar como resultado un distintivo olor a "muchacho adolescente". Aunque puede ser embarazoso, es completamente normal y tu adolescente no debería preocuparse, a menos que el sudor excesivo y el olor estén desbaratando su vida y haciéndolo sentirse avergonzado y retirado.

La "charla"

Como padre, es tu trabajo hablar con tu adolescente sobre su nuevo cuerpo y lo que significa la higiene. Aunque puede ser una charla incómoda para ambos, usar el humor en la situación usualmente ayuda. O, intenta llevar a tu adolescente y déjalo elegir sus propios productos, como un gel para la bañera y desodorante o antitranspirante. Esto lo ayudará a detener el sudor y mantener el olor corporal acorralado además de hacer que la charla sobre la pubertad y el olor corporal sea menos incómoda, dado que estás siendo proactivo sobre la situación.

Cosas para intentar

Cuando se trata del olor corporal, hay algunos pocos productos que tu adolescente puede usar para oler más fresco. La diferencia entre el desodorante y el antitranspirante es que el desodorante cubre el olor, pero no evita la transpiración, mientras que el antitranspirante ayuda a frenar la producción del sudor completamente. Muchos productos combinan ambos. Los adolescentes también pueden usar productos de ducha para tener un olor más fuerte y limpio, junto con sus colonias y rociadores para el cuerpo, usados escasamente. Alienta a tu adolescente a ducharse a diario y también a ducharse después de una clase de gimnasia para mantener el olor corporal lejos.

Problemas médicos

Si el olor corporal de tu adolescente es todavía ofensivo luego de cambiar su rutina higiénica y usar antitranspirante o desodorante, podría estar lidiando con sudor excesivo, lo que lleva a olor corporal excesivo; una condición llamada hiperhidrosis. La hiperhidrosis causa sudor excesivo e impredecible y afecta aproximadamente al 2 o 3 por ciento de la población, según PubMed Health. Lleva a tu hijo a ver a un doctor, ya que hay tratamientos como antitranspirantes más fuertes de prescripción e incluso una prescripción de medicación puede ayudar a bajar el sudor a un nivel normal y ayudar a tu adolescente a sentirse menos inseguro sobre cómo huele.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por lautaro rubertone