Ojos inyectados de sangre al ejercitar

Después de ejercitar puede que notes que tus ojos parecen estar rojos o inyectados de sangre. Esto puede ocurrir por un número de razones, pero probablemente sea resultado de ojos secos a de un vaso de sangre roto en el blanco de tus ojos. Estas condiciones no indican problemas serios a menos que experimentos cambios de visión repentinos o dolor severo. Saber acerca de estas condiciones te ayudará a entender tus ojos y también a encontrar la forma de prevenir la rojez en el futuro.

Ojo seco

Durante el ejercicio puede que te concentres intensamente en la posición de tu cuerpo, instrucciones u otros aspectos de tu ejercicio, y esta concentración intensa puede resultar en menos parpadeos lo cual podría llevar a un ojo seco. Un parpadeo esparce una lámina de lágrimas sobre la superficie de los ojos, y la superficie necesita esas lágrimas para la comodidad y la nutrición. Si el parpadear menos causa un ojo seco puede que no solo experimentes rojez sino que también sientas una malestar, quema o fluctuación en la visión. Las lágrimas artificiales ayudarán a calmar la superficie de tus ojos y ayudarán a mejorar la apariencia de los ojos inyectados de sangre.

Vaso roto

El ejercicio excesivo y esfuerzo durante el ejercicio podrían resultar en un vaso sanguíneo roto en los ojos. Esta condición, llamadas hemorragia subconjuntival, podría causar un área roja en el blanco de tus ojos. Un vaso sanguíneo roto podría causar picazón o sensación de sequedad en el área de la hemorragia, pero muchas personas no sienten ningún tipo de malestar en lo absoluto. Típicamente no necesitas buscar tratamiento para un vaso sanguíneo roto ya que, al igual que un hematoma, la rojez se irá en unos días.

Prevención

Si experimentas regularmente ojos inyectados de sangre durante tu ejercicio, necesitas poner lágrimas artificiales antes de comenzar. Esto le dará a tus ojos una buena capa de película lagrimal al comenzar. Entre repeticiones o por tiempos aproximados, parpadea algunas veces para ayudar a evitar la sequedad. Los vasos sanguíneos frecuentemente rotos podrían indicar que tienes presión alta u otra condición causando las hemorragias. Deberías contactar a un médico para una evaluación, controlando una causa subyacente que podría ayudar a evitar futuros problemas.

Consideraciones

Si tienes síntomas, como dolor de ojos o cambios de visión que acompañen la rojez, deberías contactar a un doctor. Estos síntomas pueden indicar una condición más seria que requiera tratamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por kate beck | Traducido por lautaro rubertone