Ojos dañados por las gafas de protección para nadar

Escrito por Van Thompson | Traducido por Sofia Semo
Las gafas apretadas pueden dañar tus ojos.
Digital Vision/Photodisc/Getty Images

Las gafas de natación se supone que deben mantener los ojos seguros y no dañarlos. Si tus gafas te quedan muy apretadas, puedes sufrir rápidamente de ojos amoratados, doloridos e incluso capilares rotos. La clave es encontrar las gafas que se ajusten perfectamente para proteger tus ojos, pero no con tanta fuerza que te causen dolor.

Porqué se dañan los ojos

Cuando hay demasiada presión en los vasos sanguíneos, pueden tener fugas o explotar y causar lo que se conoce como derrame.
Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Cuando hay demasiada presión en los vasos sanguíneos, pueden tener fugas o explotar y causar lo que se conoce como derrame. La piel alrededor de los ojos es delgada y delicada, por lo que estos vasos sanguíneos son más propensos a la irritación y lesiones. Si las gafas son demasiado apretadas, la presión puede causar derrames, pero si están demasiado sueltas, pueden reventarse y causar lesiones en los ojos.

Tratar el dolor

Si tus gafas causan moretones en tus ojos, entonces tendrás que dejar de usarlas hasta que el dolor desaparezca.
Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Si tus gafas causan moretones en tus ojos, entonces tendrás que dejar de usarlas hasta que el dolor desaparezca. Si te pones unas nuevas, incluso si se ajustan correctamente, puede exacerbar el dolor. Alterna entre bolsas de hielo y compresas calientes, veinte minutos y veinte minutos de descanso para cada uno. Si tienes problemas para ver o el daño es severo, consulta a tu médico.

El ajuste perfecto

Para evitar el daño en tus ojos, necesitas gafas que se ajusten correctamente.
Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Para evitar el daño en tus ojos, necesitas gafas que se ajusten correctamente. La banda debe estar nivelada con la parte posterior de tu cabeza, pero no debe pellizcar la piel. Las gafas deben estar centradas sobre los ojos y deben ser ajustadas lo suficiente para que el agua no pueda pasar, pero que tu piel no se sienta apretada presionada. A veces las gafas que no son lo suficientemente grandes para ajustarse en tus ojos pueden causar presión, por lo que es mejor las gafas grandes.

Gafas seguras

Debes usar gafas sólo cuando nades, y no cuando practiques deportes en o fuera del agua.
Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Debes usar gafas sólo cuando nades, y no cuando practiques deportes en o fuera del agua. Hacer eso aumenta el riesgo de recibir golpes y dañarte los ojos. Del mismo modo, si las gafas se nublan, necesitas quitártelas. Si no puedes ver, es más probable que choques con algo y te arriesgas a lastimarte.