¿Qué ocurre cuando no consumes suficientes vitaminas y minerales?

Un niño muere de desnutrición cada seis segundos, de acuerdo al World Food Program USA. Aunque la mayoría de estas muertes ocurren en los países en desarrollo, la verdad es que la desnutrición ocurre dentro de Estados Unidos también. La desnutrición, especialmente en los países desarrollados, no siempre equivale a la inanición. Tener sobrepeso y consumir una dieta carente de vitaminas y minerales importantes también es una forma de desnutrición. Un consumo inadecuado de nutrientes puede tener un impacto importante en tu cuerpo sin importar tu tamaño.

Función física y mental

El propósito de la comida es proporcionar a tu cuerpo los nutrientes necesarios para su funcionamiento. No comer lo suficiente o comer demasiadas calorías vacías significa que no estás dando a tu cuerpo el combustible que necesita para trabajar mental o físicamente. Por ejemplo, un bajo consumo de hierro causa fatiga, debilidad y puede afectar el desempeño en el trabajo. La deficiencia de vitamina B12 afecta a 1 de 31 adultos estadounidenses de 51 años de edad o más, de acuerdo a Centers for Disease Control and Prevention. No obtener la suficiente cantidad de esta vitamina ocasiona síntomas similares a los anteriores además de problemas de memoria y cambios en la personalidad.

Baja inmunidad

Las frutas y verduras, incluyendo a los tomates, naranjas, vegetales de hojas verdes, duraznos (peaches) y judías (beans), son excelentes fuentes de antioxidantes, que son nutrientes que previenen el daño celular. Las nueces, semillas, aves, mariscos, carne roja y granos enteros también son buenas fuentes de dichos nutrientes. Estos alimentos contienen antioxidantes como el selenio y las vitaminas A, C y E. El no obtener suficiente cantidad de estos nutrientes en tu dieta puede tener impacto en tu función inmunológica. Por ejemplo, la vitamina C es un jugador clave para el sistema inmune y para mantener saludables los tejidos de tu cuerpo, de acuerdo a las dietistas certificadas Dr. Linda B Bobroff e Isabel Valentin-Oguendo. Esta vitamina también está involucrada en el proceso de curación de las heridas.

Huesos quebradizos

Como componente principal de los huesos, tu cuerpo tiene más calcio que cualquier otro mineral. No tener suficiente calcio, incluso en tus años más jóvenes, puede tener un impacto sustancial en tus huesos. El consumo inadecuado de calcio con el tiempo contribuye a la pérdida mineral ósea. La combinación del proceso de envejecimiento y la falta de nutrición eventualmente puede ocasionar el desarrollo de osteoporosis. Un incremento en el riesgo de fracturas óseas, mala postura y un cambio en la altura son algunas de las repercusiones principales de esta enfermedad.

Salud oral

No obtener los nutrientes suficientes también puede afectar la salud oral. La Academy of General Dentistry reporta que el consumo inadecuado de vitaminas y minerales te coloca en un riesgo mayor de padecer enfermedades orales. Al igual que los huesos, los dientes y las mandíbulas están formadas principalmente por calcio, y un consumo carente fomenta la caries y las enfermedades de las encías. Los niveles bajos de niacina, vitamina B12 y hierro te ponen en riesgo de padecer úlceras bucales, mientras que la deficiencia de vitamina C fomenta la pérdida de dientes y los problemas en las encías.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel morgan | Traducido por juliana star