¿Qué ocurre cuando los adolescentes rompen las reglas?

Los adolescentes son conocidos por pasarse los límites de vez en cuando, pero cuando permites que tu hijo adolescente rompa una regla, podrías generar un efecto en cadena desagradable que complicará a la relación de padre e hijo. No importa si eres una persona autoritaria o prefieres ser delicado como padre, cuando un adolescente rompe las reglas debe enfrentar las consecuencias y aprender que las reglas de la casa están para ser respetadas, no son solo palabras.

La reaccion

Cuando un adolescente rompe las reglas lo primero que sucede es tu reacción instintiva. Tu hijo obtiene la satisfacción temporal de conseguir lo que quiere: quedarse despierto después de hora, permanecer más tiempo en la computadora, tener una relación secreta o no respetar el tiempo de estudio, mientras que tu reacción es negativa, te decepcionas y te enojas. Tú reaccionas de esta manera ante una regla que ha sido quebrada. Tu hijo no siente que haya sido un grave problema, ya que tuvo una experiencia positiva, mientras que tú te sientes herido y enojado, y tu reacción es negativa.

Las consecuencias

Hay dos tipos de consecuencias que afectan a tu hijo cuando rompe las reglas. Las primeras son naturales. Estas son las consecuencias que, naturalmente, le afectan después de romper las reglas. Por ejemplo: si no hace la tarea, naturalmente tendrá malas notas. Si se queda hasta muy tarde, a la mañana siguiente se sentirá cansado. Las otras consecuencias son los castigos generados por ti antes de que la infracción sea cometida. Estos incluyen quitarle lo que usa para comunicarse, como Internet y dispositivos móviles, y otras consecuencias dependiendo de lo que se hace en el hogar.

Pioridades

Tú demuestras mucho en la manera que reaccionas cuando tu hijo adolescente rompe una regla. Genera un precedente demostrando que ocurre después de la reacción y las consecuencias después del acto, y esto enseñará a tu hijo qué esperar cuando rompe las reglas en el futuro. Si eres constante y estricto en tu reacción y consecuencias, tu hijo aprenderá rápidamente que romper las reglas es una experiencia negativa en general. Sin embargo, si no utilizas la disciplina o le permites a tu hijo a romper las reglas sin una reacción negativa, ellos aprenderán que romper las reglas es aceptable, estableciendo un precedente que generara poco o nada de disciplina en el futuro.

Los cambios

Si continúa rompiendo las reglas con bastante frecuencia, podría ser el momento de hacer algunos cambios; en primer lugar, cambiar las reglas establecidas y, en segundo lugar, la manera de castigar a tu hijo luego de romper las reglas. Permitir que el comportamiento continúe significa que tu hijo ya no está avalando las normas, se está aprovechando de ti y podrían suceder consecuencias naturales nefastas. Si continúa rompiendo las reglas significa que algo no está funcionando, por lo que seria bueno que hablen sobre las normas para que ambos queden de acuerdo y las mismas sean respetadas y en caso contrario tú apliques las medidas disciplinarias que sean necesarias para asegurarte de que tu hijo se comporte correctamente.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por jose fortunato