Cómo ocuparse de bebés mellizos en la hora de la siesta

Con bebés mellizos, el desafío constante que tendrás será determinar sus necesidades y buscar una manera de suplirlas. Deberás pensar y planificar la rutina de tus mellizos para asegurarte de cubrir sus necesidades, desde la hora de comida hasta la de juego. La rutina que armes para la hora de la siesta es un aspecto de la rutina total que te ayudará a asegurarte de que los niños descansen lo suficiente.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Artículos que les den tranquilidad a los niños

Instrucciones

  1. Usa un espacio para dormir para cada mellizo de modo que ambos niños tengan un lugar cómodo y seguro para el momento de la siesta, recomienda Richard Ferber, autor de “Solve Your Child’s Sleep Problems”. Para los bebés, lo más probable es que esto implique tener dos cunas. Para los bebés mayores, puedes usar camas para bebés separadas. Durante la primera semana o las primeras dos semanas luego del nacimiento, los mellizos pueden compartir una cuna, pero luego de ese entonces, deben tener su propio lugar para dormir.

  2. Dales artículos que les den tranquilidad a los niños, como un animal de peluche o una manta. Dichos objetos los ayudan a los niños a sentirse seguros y contentos durante la hora de la siesta.

  3. Observa a los mellizos y busca indicios de que sea la hora de la siesta, y así poder armar una rutina. Los bebés menores de 1 año probablemente comiencen a bostezar, ponerse quisquillosos y frotarse los ojos a media mañana, por lo que necesitarán una siesta matutina. Los bebés mayores de 1 año hacen una siesta única a la tarde que generalmente comienza luego del almuerzo.

  4. Pon a los mellizos en sus camas durante la hora de la siesta ni bien muestren indicios de cansancio para evitar que se agoten. Dales los artículos que les den tranquilidad, arrópalos y abrázalos antes de dejarlos para que duerman.

  5. Revisa el comportamiento de los mellizos luego de haberlos arropado para que duerman la siesta. Es posible que interactúen entre ellos antes de dormirse, según afirma Heidi Murkoff, autora de “What to Expect the Second Year”. La interacción debería disminuir luego de algunos minutos, cuando los mellizos se queden dormidos.

  6. Contempla la idea de crear una regla sobre la interacción o separarlos para la hora de la siesta si no se calman y se duermen al estar en la misma habitación. Si son lo suficientemente grandes como para entender, de edad preescolar o mayores, puedes crear una regla para que no hablen durante la hora de la siesta. Si son más pequeños, es probable que los debas separar.

  7. Saca a un mellizo del dormitorio si se despierta antes que el otro y quieres que el otro siga durmiendo. A veces un mellizo necesita dormir más y el otro menos, según afirma el Dr. Marc Weissbluth, autor de “Healthy Sleep Habits, Happy Twins”.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por noelia menéndez