¿Obtienes fuerza en las piernas después de correr?

Correr, como cualquier actividad aeróbica, ayuda a tu entrenamiento cardiovascular. También ayuda a construir fuerza en los músculos de las piernas, especialmente para los corredores nuevos. Los cuádriceps, bíceps femorales, músculos de la pantorrilla y los músculos de apoyo más pequeños logra entrenamiento durante las sesiones de corrida. Un programa para correr sólo desarrollará músculo magro y resistencia en las piernas. Las piernas no se harán más grandes y voluminosas por correr. Para lograr músculos más grandes, incorpora entrenamiento de resistencia con pesas en tu entrenamiento.

Músculos de las piernas trabajados

Correr involucra un amplio rango de músculos en las piernas. Los grandes cuádriceps femorales comprometen varios músculos pequeños del frente del muslo y trabaja para darle fuerza a tus piernas durante una carrera levantándose desde la cadera y flexionándose en la rodilla. Los bíceps femorales en la parte trasera de tus muslos funciona en concordancia con los músculos de los muslos cuádriceps para propulsar la zancada. Los flexores de la cadera ayudan en el movimiento de la misma; los músculos de la pantorrilla generan los movimientos del tobillo y la rodilla. Cuando trotas, el movimiento repetitivo de las zancadas ejercita repetidamente los músculos para construir su fuerza y resistencia.

Desarrollo

Trotar construirá fuerza en las piernas relativamente rápido en corredores novatos que tienen piernas más débiles. Los músculos se hacen más fuertes para soportar el peso del corredor. Una vez que las piernas se hacen lo suficientemente fuertes para el peso del corredor, la fuerza de los músculos se estabilizará. Para lograr la mayor ganancia de fuerza, un corredor deberá agregar entrenamiento de resistencia a su régimen.

Variación

Los trotadores que aumentan su ritmo durante su entrenamiento (incorporando ráfagas de velocidades e intensidades mayores) pueden obtener más fuerza en las piernas más rápidamente. Además, los corredores deberán agregar entrenamientos en terrenos montañoso para colocar un énfasis diferente en los músculos de sus piernas. Trotar hacia arriba y abajo en terrenos montañosos es un ejercicio dirigido a los muslos, bíceps femorales y pantorrillas en diferentes ángulos con respecto a correr simplemente en superficies planas. Utilizar esta variedad durante el entrenamiento hace que se construya más músculo en las piernas, incluyendo los músculos y tendones más pequeños.

Consideraciones

Los corredores nuevos experimentarán grandes aumentos de fuerza con respecto a los corredores ávidos. Una vez que alcanzas cierto nivel de entrenamiento, correr mantendrá la fuerza de la pierna pero no la aumentará. Para construir efectivamente fuerza en las piernas, sé consciente de la forma correcta. Los corredores que tienen una zancada incorrecta pueden desarrollar de más la pierna y perder el equilibrio, lo que podría llevar a sufrir lesiones. Debido a que correr depende mucho de los cuádriceps, los bíceps femorales pueden arrastrar a las pantorrillas en el desarrollo. Por lo tanto, incorpora entrenamiento de peso que esté dirigido a los bíceps femorales para asegurarte de mantener el correcto equilibrio de fuerza.

Más galerías de fotos



Escrito por nancy hart | Traducido por aldana avale