¿Cómo obtiene vitamina D la leche?

Pocos alimentos contienen naturalmente cantidades significativas de vitamina D, que es esencial para la salud ósea y puede afectar tu sensibilidad a ciertas condiciones médicas. Para aumentar la cantidad de vitamina D en la dieta de los estadounidenses y prevenir las enfermedades relacionadas con las deficiencias, los procesadores de lácteos comenzaron a añadir vitamina D a la leche líquida en 1933. Aunque la Food and Drug Administration de EE.UU. no obliga a la fortificación de toda la leche fluida, la leche más procesada en los Estados Unidos está fortificada con vitamina D.

Cuándo ocurre la fortificación

El procesamiento de leche es un proceso de múltiples pasos. Después de filtrar materia extraña, se separa la grasa de la leche, dejando la leche descremada. Se añaden cantidades medidas de grasa a la leche descremada para producir un 1 por ciento, 2 por ciento y la leche entera. La mayoría de los procesadores de leche llevan a cabo el proceso de separación antes de añadir la vitamina D, ya que esta vitamina se concentra de forma natural en la grasa de leche. Si la vitamina D se agrega antes de la separación, la leche descremada puede contener niveles más bajos de los deseados y los productos lácteos que contienen grasa pueden tener demasiado. La FDA recomienda que los fabricantes de leche agreguen vitamina D después de la separación de la grasa de la leche y antes de la homogeneización, el proceso de mezcla que evita que la grasasde la leche suba a la parte superior del líquido. La adición de vitamina D antes de la homogeneización asegura que la vitamina se mezcla a fondo en la leche.

Fortificación por lotes

Los fabricantes de leche utilizan diferentes métodos para añadir vitamina D a la leche. La fortificación por lote implica la medición de la cantidad de leche en un gran cubo y la adición de la cantidad apropiada de la vitamina D, para dar una concentración de 400 UI por cuarto de galón (900 ml). Los mandatos de la FDA indican que cualquier leche etiquetada como "fortificada" contenga al menos 400 UI de vitamina D por cuarto (900 ml), siendo 600 UI el límite máximo. La necesidad de medir con precisión la cantidad de leche en un lote para determinar la cantidad correcta de concentrado de vitamina D que hay que añadir, es un inconveniente que debe afrontar el proceso de fortificación por lotes.

Fortificación continua

La fortificación continua, también conocida como la fortificación de medida, es un sistema en línea que mide la cantidad de leche que fluye a través de las tuberías de producción y dispensa automáticamente la cantidad correcta de vitamina D, para dar una concentración final de 400 UI por cuarto (900 ml). Los procesadores de leche de alto volumen normalmente usan un sistema de fortificación continua.

Estabilidad de la vitamina D agregada

La potencia de la vitamina D concentrada que se utiliza para enriquecer la leche puede degradarse con el tiempo. Los fabricantes de leche son responsables de la manipulación y la prueba de la concentración adecuada de vitamina D para garantizar la potencia antes de su uso. Una vez que la vitamina D se añade a la leche, es estable y no pierde ninguna cantidad apreciable durante su vida útil habitual.

Vitamina D natural

Toda la leche producida por las vacas y otros animales contiene una baja concentración de vitamina D, que se ve afectada por la alimentación y la exposición al sol de los animales. La FDA señala que la leche cruda de vaca contiene típicamente de 5 a 40 UI de vitamina D por cuarto (900 ml). Debido a que el nivel es bajo, no se suele considerar en la determinación de la cantidad de concentrado de vitamina D añadida para enriquecer la leche. Por lo tanto, la leche procesada puede contener un poco más vitamina D de la que aparece en los datos de nutrición.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. tina m. st. john | Traducido por mariana nonino