Cómo obtener pectorales más grandes sin pesas

Entrenar mucho con pesas no es la única manera de desarrollar masa muscular en los grupos de músculos del pecho. La clave es usar los ejercicios apropiados que se enfoquen en el grupo muscular correcto, con la técnica indicada para fatigar apropiadamente los diversos músculos que se estén entrenando. Las flexiones de brazos tradicionales y las de cuatro pasos pueden producir una fatiga apropiada en el grupo muscular deseado cuando se usan de la manera adecuada, como parte de tu rutina de entrenamiento.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

    Flexiones de brazos

  1. Empieza por ubicarte en la posición para flexiones de brazos tradicionales con ambas manos apoyadas firmemente sobre el piso, más allá del ancho de tus hombros, con los dedos de los pies fijos sobre el suelo. Todo tu cuerpo deberá elevarse del piso y sostenerse con un alineamiento perfectamente recto mediante la contracción de tus músculos abdominales.

  2. Baja lentamente el tren superior de tu cuerpo hacia el piso doblando los codos. No permitas que ninguna parte de tu cuerpo toque el piso, aparte de tus manos y los dedos de los pies.

  3. Realiza una pausa breve, una vez que tu pecho esté a una pulgada del piso, antes de impulsarte utilizando las manos para ejercer presión contra el suelo y extendiendo tus codos para regresar la sección superior de tu cuerpo a la posición inicial. Asegúrate de que todo tu cuerpo se mueva hacia arriba. En otras palabras, no permitas que tus caderas caigan a medida que tu cuerpo regrese a la posición inicial.

  4. Repite la secuencia de movimiento del ejercicio por ocho o 10 repeticiones, durante dos o tres series.

    Flexiones de brazos de cuatro pasos

  1. Comienza ubicando tu cuerpo en la misma posición de las flexiones de brazos tradicionales, con ambas manos apoyadas firmemente sobre el suelo, más allá del ancho de tus hombros, con los dedos de los pies fijos en el piso. Todo tu cuerpo deberá ser elevado del suelo y mantenido con una alineación perfectamente recta mediante la contracción de tus músculos abdominales.

  2. Baja tu antebrazo derecho hacia el piso.

  3. Baja tu antebrazo izquierdo hacia el piso.

  4. Regresa tu antebrazo derecho a la posición inicial.

  5. Regresa tu antebrazo izquierdo a la posición inicial para completar la primera repetición del ejercicio.

  6. Repite la secuencia de movimiento del ejercicio por ocho o 10 repeticiones, durante dos o tres series.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de que tu cuerpo se mantenga separado del piso a lo largo de todo el ejercicio para reducir esfuerzos innecesarios en la zona lumbar.
  • Manipula la velocidad con la cual realizas el ejercicio para incrementar la dificultad del mismo.
  • Manipula el número de repeticiones y de series que utilizas para variar tu entrenamiento.
  • Consulta siempre a un médico antes de llevar a cabo cualquier nueva rutina de ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por brian bowden | Traducido por jhonatan saldarriaga