Cómo obtener un cuerpo femenino de CrossFit

El método de entrenamiento CrossFit, de acuerdo con su sitio oficial, es conocido por no tener límites. Ellos no se adhieren a ningún sistema de entrenamiento específico, sino que los incorporan todos para asegurar que incrementas tu resistencia y flexibilidad, además de tu fuerza y velocidad. Muchas mujeres que contemplan un programa de entrenamiento intenso como CrossFit están preocupadas por generar mucho músculo. En realidad, el balance de estrógenos y testosterona en la mayoría de las mujeres evita naturalmente generar una gran masa muscular.

Conoce tu cuerpo

Entrenar duro simplemente no hace que te veas como la versión femenina de Hulk. De acuerdo con la columna de salud de Columbia University, Go Ask Alice, necesitas trabajar con pesos al menos dos veces a la semana, realizando tres series de 8 a 12 repeticiones cada vez. Reducir las repeticiones y añadir peso genera músculo, de modo que puedes hacer más repeticiones con menos peso si quieres trabajar tu fuerza sin aumentar tu masa muscular. El programa CrossFit involucra muchos tipos de entrenamientos de fuerza distintos, así que puedes probarlos todos. Cuanto más variado sea tu entrenamiento, es más posible que puedas ajustar los resultados al detalle.

Come bien

La capa de grasa que las mujeres tienen entre los músculos y la piel les ayuda a darles la suavidad que las diferencia de los hombres. Si entrenas duro con el método CrossFit y no consumes calorías suficientes, perderás esa pequeña capa de grasa y terminarás luciendo menos femenina de lo que quisieras. Mantén tu piel flexible hidratándote y comiendo una dieta balanceada de proteínas magras, vegetales frescos y frutas, granos integrales y ácidos grasos esenciales. El método de entrenamiento CrossFit es desafiante, de modo que aliméntate lo suficiente para poder estar a la altura del mismo y mantener tu forma femenina.

Trabaja tu núcleo

Una de las cosas que distingue a las mujeres de los hombres es su forma de reloj de arena, con la curva de la cintura entre las costillas y las caderas. Las mujeres tienden a ganar peso en la cintura a medida que envejecen. Tu cuerpo almacena grasa en dos lugares distintos del abdomen: bajo la piel, lo que se conoce como tejido adiposo subcutáneo, y de forma profunda en la cavidad abdominal, lo que se conoce como grasa visceral. La acumulación de ambos tipos de grasa es reversible, de acuerdo con la Harvard School of Public Health. Trabajar tus abdominales y oblicuos y fortalecer tu núcleo puede reafirmar y tonificar tu abdomen, mientras que las actividades aeróbicas que son parte del entrenamiento Crossfit pueden ayudarte a perder tanto grasa subcutánea como visceral.

No tengas miedo

Cualquier ganancia muscular que ocurra con el entrenamiento CrossFit es reversible. Linda Hamilton ya no tiene los brazos de guerrero que mostró en las primeras dos películas "Terminator", porque ya no entrena de forma tan intensa. No tengas miedo de probar tus límites. Si te ves menos femenina de lo que quisieras, prueba con pesos más ligeros, reduce la carga y el entrenamiento de fuerza, y trabaja más sobre la flexibilidad y la resistencia.

Más galerías de fotos



Escrito por brynne chandler | Traducido por mike tazenda