Cómo obtener una cintura más pequeña para adolescentes

Según los Centers for Disease Control and Prevention no es saludable perder más de 1 o 2 pulgadas por semana tanto para adolescentes como para adultos. En los adolescentes la pérdida rápida de peso puede ser atribuída a un crecimiento coartado o un mal desarrollo. Sin embargo con una dieta balanceada y ejercicio regular los adolescentes pueden llegar a la meta de tener una cintura más pequeña rápidamente al mismo tiempo que promueven su salud, seguridad y bienestar general.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Plan dietario
  • Régimen de ejercicio
  • Bolígrafo
  • Diario

Instrucciones

  1. Mantente físicamente activo para comenzar a perder peso y comenzar a construir músculo. Ganar más musculo te ayudará a quemás más calorías de grasa. Un ejercicio cardiovascular que incluya actividades como correr, caminar rápido, nadar y saltar la cuerda es ideal. Para ayudar a ganar músculo un entrenamiento que incluya abdominales (situps), flexiones (pushups), bandas de resistencia y Pilates es recomendado por The Nemours Association. Un modo efectivo de ver resultados rápidos es ejercitar seis veces a la semana, alrededor de 30 minutos al día.

  2. Limita la ingesta de gaseosas y jugos de fruta, los cuales típicamente contienen grandes cantidades de azúcar y calorías innecesarias. Bebe agua en su lugar cuando sea posible. Un cambio de leche entera a leche descremada puede marcar una gran diferencia en la pérdida de peso. Además evita los carbohidratos con almidón como bagels, panes blancos y patatas. Pequeños cambios pueden marcar una gran diferencia en la pérdida de peso.

  3. Elige comidas de los cuatro grupos alimenticios y elimina comidas que no son naturales como nuggets de pollo, pasabocas con sabor a queso, rollitos de fruta y otras comidas procesadas. Come grasas y proteínas saludables con cada comida o bocadillo, como mantequillas de nueces, aguacates y granos enteros. Elige vegetales en una amplia variedad de colores. Recuerda incluir lácteos también, como quesos y yogures con bajo contenido graso.

  4. Planea tus rutinas de ejercicio y comidas antes de tiempo con un diario. Anota la cantidad de tiempo que pasaste mirando la TV y otras actividades sedentarias así como también los períodos de actividad física y la ingesta de calorías. Cuando tengas todo en papel será más fácil ver en qué áreas necesitas mejorar y mantenerte al tanto de tu progreso.

Consejos y advertencias

  • Haz que tus padres y amigos te ayuden. Tener el apoyo de tus seres queridos cuando haces una dieta puede ayudarte a alcanzar tus metas.
  • No te sientas privado de comidas al hacer la dieta. Simplemente limita la ingesta de grasas saturadas y comidas con muchos carbohidratos.
  • No saltes comidas como el desayuno. Comidas más pequeñas consumidas a lo largo del día son más saludables.
  • Evita las dietas de moda. Estas no funcionan a largo plazo y pueden ser peligrosas para tu salud.

Más galerías de fotos



Escrito por dori pinkerton | Traducido por ana grasso