Cómo obtener brazos más grandes con lagartijas

Las lagartijas (push-ups) suelen ser consideradas un ejercicio para los músculos pectorales de tu pecho, pero también pueden hacerse de diferentes maneras para enfatizar los músculos de tus brazos y hombros. Las lagartijas regulares trabajarán tus brazos, pero las lagartijas interiores (inside push-ups) y las diamante (diamond push-ups) son los mejores ejercicios para desarrollar músculos en los brazos porque trabajan tus bíceps y tríceps. Es recomendado hacer ambas lagartijas tres veces por semana para tonificar los brazos.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

    Lagartijas interiores

  1. Coloca tus manos separadas a ancho de hombros sobre el piso. Apoya tus rodillas o sostente con los dedos de tus pies. Lleva tu mano derecha tres pulgadas hacia tu mano izquierda y lleva esta última tres pulgadas hacia tu mano derecha para hacer las lagartijas interiores. Este ejercicio fortalecerá tus bíceps, según un artículo titulado "Fight Flabby Arms" en My Life Time.

  2. Fortalece tu columna y mete adentro tus caderas. Tu torso debería estar paralelo al piso con tus brazos perpendiculares a tus hombros. Contrae tus abdominales para estabilizar tu torso.

  3. Rota tus codos de manera que queden apuntando hacia tus pies. Flexiona tus brazos y baja tu cuerpo hacia el piso. Mantén tus codos apuntando hacia atrás de manera que rocen tus costados al bajar tu cuerpo.

  4. Vuelve a extender tus brazos y eleva tu cuerpo. Haz entre 20 y 40 repeticiones, descansa un minuto y vuelve a hacer otra ronda.

    Lagartijas diamante

  1. Haz lagartijas diamante para trabajar los tríceps braquiales, más comúnmente llamados tríceps, recomiendan los expertos de la Sports Injury Clinic. Coloca tus manos en el piso en forma de diamante con tus dedos índice y pulgar tocándose. Ambas palmas deberían estar giradas en un ángulo de 45º hacia la otra.

  2. Sostente sobre los dedos de tus pies o apoya tus rodillas. Coloca tu pecho sobre tus manos. Estira tu espalda y mete tus caderas.

  3. Flexiona tus codos dejándolos bajar a 45º en la misma dirección en la que se encuentran tus manos. Baja tu pecho a algunas pulgadas del suelo.

  4. Estira tus brazos y vuelve a subir tu cuerpo para hacer una repetición. Haz dos rondas de entre 20 y 40 repeticiones.

Consejos y advertencias

  • Hacer lagartijas sobre tus rodillas es una buena manera de empezar si no has hecho lagartijas antes porque requiere que tus brazos levanten menos peso. Pero eventualmente, las lagartijas sobre tus rodillas se volverán más fáciles, como también las lagartijas sobre los dedos de tus pies. Sigue agregando dificultad al ejercicio colocando tus manos sobre una pelota medicinal, recomiendan los expertos de Sport Injury Clinic. Usa una pelota para cada mano para las lagartijas interiores y coloca ambas manos en una pelota para las diamante.

Más galerías de fotos



Escrito por sarka-jonae miller | Traducido por maría marcela mennucci