Obstáculos para un estilo de vida saludable

Lo básico de un estilo de vida saludable es fácil de entender, no obstante muchas personas enfrentan obstáculos para mejorar su dieta, hacer ejercicio y cuidarse. Los obstáculos comunes hacen que tener un estilo de vida saludable sea desafiante tanto física como mentalmente. Conocer estos obstáculos puede ayudarte a superarlos.

Falta de tiempo

Un estilo de vida apresurado es común y deja muy poco tiempo disponible para las actividades personales. El ejercicio es dejado de lado cuando las personas no tienen tiempo, incluso comer sanamente es un desafío. Un estilo de vida saludable requiere de tiempo y esfuerzo, pero puedes trabajar en ello de poco en poco. Mira tu horario para buscar actividades y compromisos que puedes obviar para dedicar tiempo a tu estilo de vida saludable; por ejemplo, no veas tanta televisión para poder ejercitarte y prepara alimentos sanos con anticipación para ahorrar tiempo.

Acceso a facilidades

Quienes viven en áreas rurales y pequeños pueblos en ocasiones tienen recursos limitados para llevar un estilo de vida saludable. Quizá no haya un gimnasio de calidad o acceso a una amplia gama de alimentos saludables y nutritivos. Los recursos limitados provocan que las personas renuncien a la idea de mejorar su estilo de vida; en vez de tirar la toalla, encuentra una rutina de ejercicios para realizarla en el hogar, planta tu propio jardín para tener alimentos frescos de tu preferencia o solicita al mercado que expanda su sección de alimentos saludables.

Autoestima

Si no tienes buena condición física, quizá tengas baja autoestima. Si eres consciente de tu apariencia, tal vez evites ir al gimnasio por miedo a la reacción de otros. La idea de dejar piel al descubierto o partes corporales durante el ejercicio les causa miedo a algunas personas, a otras no les gusta la idea de sudar enfrente de otros o piensan que lucen tontos cuando hacen ejercicio.

Dinero

Mucha gente asocia el estilo de vida saludable con el dinero. El costo de la membresía del gimnasio, el equipo casero de ejercicios, la comida orgánica y otros productos suben de precio rápidamente, pero no son necesarios para vivir sanamente. El ejercicio gratuito o a bajo costo como caminar, correr, pasear en bicicleta o utilizar videos de ejercicios son opciones viables; escoger alimentos saludables en vez de procesados mejora la calidad de tu dieta; los jardines caseros te permiten cultivar tus productos sin pesticidas. Pequeños cambios no requieren de mucho dinero para acercarte a tu meta de vivir mejor.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por diana i. almeida