¿Te obsesiona la pérdida de peso?

Bajar de peso es una buena meta si cuentas con sobrepeso o si estás obeso, pero debes hacerlo con seguridad y bajo la supervisión de tu médico. Si lo haces bien, es un proceso bastante lento que requiere cambios en tu alimentación y en tu estilo de vida; es posible obsesionarse con estos cambios. Si notas que tienes conductas obsesivas, visita a tu doctor de inmediato. La pérdida de peso obsesiva puede conducir a problemas de salud muy serios.

Señales al comer

Una de las señales físicas clásicas sobre la obsesión con el peso es bajar de peso rápidamente o en extremo, lo cual hace que una persona tenga un peso demasiado bajo. De acuerdo con el sitio web CRC Health Group, una persona que se obsesiona con la cuenta de calorías que está ingiriendo puede también obsesionarse con bajar de peso. Otros síntomas que se asocian con la alimentación incluyen evitar actividades sociales, como cenar con amigos, en donde la comida estará presente o una preocupación obsesiva sobre la apariencia física y el peso. Hacer dietas constantemente es otra señal de que una persona puede estar obsesionada con la pérdida de peso, al igual que tomar píldoras para bajar de peso o laxantes.

Trastornos de la alimentación

Los trastornos de la alimentación pueden surgir como parte de la obsesión por bajar de peso. La anorexia es, posiblemente, uno de los trastornos alimenticios más conocidos y hace que una persona limite de forma estricta cuánto come de forma que come apenas lo suficiente para sobrevivir. El National Institute of Mental Health también menciona que la anorexia provoca un miedo irracional a subir de peso. La bulimia es, con frecuencia, más difícil de reconocer porque mucha gente con este trastorno consume cantidades normales de comida, pero después se provoca el vómito. Una señal de la bulimia es que la persona vaya al sanitario inmediatamente después de haber comido.

Señales de ejercicio

Hacer bastante ejercicio es esencial para una buena salud, pero es posible ir demasiado lejos y obsesionarse con el ejercicio para disminuir el peso muy rápidamente. De acuerdo con la National Association of Anorexia Nervosa and Associated Disorders, las personas con una imagen distorsionada del cuerpo pueden obsesionarse con el ejercicio con el afán de cumplir con los patrones sociales de belleza. Las personas que se ejercitan obsesivamente muestran ciertas señales como el miedo a faltar a una sesión de ejercicio, realizan ejercicios que interfieren con sus actividades diarias regulares, se ejercitan a pesar de sufrir alguna lesión o enfermedad, y se ponen metas que son extremadamente difíciles de lograr para después sentirse mal.

Señales adicionales y sugerencias

Si tú, o alguien que tú conoces parece estar obsesionado con la pérdida de peso, busca ayuda médica de inmediato. Muchos de los comportamientos relacionados con la obsesión por el peso, como algún desorden alimenticio, puede llevar a complicaciones de salud muy serias. Por ejemplo, la anorexia puede causar el debilitamiento de los huesos, presión arterial baja, daños cerebrales y cardiacos así como infertilidad, según el National Institute of Mental Health. La bulimia puede causar un desequilibrio de electrolitos, al igual que deshidratación peligrosa. Tu médico puede referir tu caso a un consejero de salud mental o a un dietista que pueda ayudarte a superar las causas de tu obsesión y puede ayudarte a llegar a tu meta de peso con seguridad y mejorar tu imagen.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por ricardo frot