Objetivos personales para niños

Enseñar a los niños a marcarse objetivos cuando son jóvenes establecerá un hábito del que se beneficiarán a lo largo de sus vidas. La página web Family Education recomienda trabajar con tus hijos para establecer objetivos específicos que sean apropiados para su edad. Ten en cuenta que los objetivos que estableces para tus hijos son sus objetivos, no los tuyos. Una vez tu hijo se ha establecido objetivos personales, ayúdale con las herramientas necesarias para alcanzarlo.

Salud

Ya que la atención a la buena salud debe comenzar desde una edad temprana, haz esta una de las primeras áreas para establecer objetivos. La página web Achieve-Goal-Setting-Success dice que los niños escogerán hábitos de la salud tuyos y de tu estilo de vida. Enseña a tus hijos que hay diferentes factores para tener salud y mantenerla, incluyendo la genética, lo saludable que sea la comida y el ejercicio. Tu hijo debería entender que el ADN no se puede cambiar, de forma que ese es un aspecto fijo de su salud. El puede controlar lo que come, así que ayúdale a trabajar en objetivos personales para una dieta nutritiva, siguiendo las directrices de la pirámide alimenticia del Departamento Estadounidense de Agricultura. Mantenerse en forma es otro aspecto de la salud que puede controlar. Trabajad juntos en establecer objetivos de salud y ejercicio que pueda disfrutar.

Dinero

Una de las principales causas de estrés entre la mayoría de la gente está relacionado con sus finanzas. Comienza con objetivos financieros para ayudarle a priorizar, ahorrar y ejercitar el autocontrol con el dinero. Se un ejemplo para tus hijos de forma que no reciban mensajes confusos. Hazles trabajar para ganar dinero de forma que entiendan lo que cuesta ganarlo. Llévales a un banco y abre una cuenta de ahorros. Anima a tus hijos a ser caritativos con un porcentaje de sus ingresos.

Escuela

Mientras que tus hijos aún están en la escuela, establecer objetivos para lo que quieren conseguir con grados y actividades extraescolares es importante. Se realista en lo que tu hijo puede hacer y anímale a establecer objetivos alcanzables. Los objetivos pueden ser reestablecidos más tarde una vez se hayan alcanzado los objetivos iniciales. Los objetivos escolares deberían partirse en pequeños objetivos. Si su objetivo es subir su nota, determina cuanto tiempo necesitará estudiar cada día para ganar habilidades para sus tests. Incluye tiempo de ejercicios en casa y atender en clase. Una vez tu hijo sea lo suficientemente mayor para saber lo que quiere hacer con su vida, ayúdale a planear un rumbo de acción para las clases que necesitará y los niveles que tendrá que alcanzar para cumplir su objetivo.

Individual

Añade una sección individual de objetivos a la lista de tu hijo. Si es desordenado, establece un objetivo para ser organizado y establecer un plan para solucionar el desorden e invertir más horas poniendo las cosas en otros sitios. Algunos niños pueden tener la tarea de tocar un instrumento. Inicia un horario de práctica con objetivos realistas de un nivel específico de cumplimiento, ya sea aprender una canción o poder tocar en una banda. Si tu hijo pierde la paciencia fácilmente, puede establecerse el objetivo de tratar las cosas con calma y de forma racional.

Más galerías de fotos



Escrito por debby mayne | Traducido por susana lópez millot