La obesidad en los niños de Estados Unidos por falta de ejercicio

De 1980 a 2008, las tasas de obesidad en los EE.UU. aumentó de 6,5% a 19,6% en los niños de 6 a 11 años de edad, según el National Center for Chronic Disease Control Prevention. En todos los rangos de edad de los niños, la obesidad en los EE.UU. ha aumentado de manera significativa. El centro sugiere que una combinación de razones están detrás de este incremento, pero un factor que contribuye es la disminución de la actividad física durante la infancia.

Recomendaciones de ejercicio

La National Association for Sport and Physical Education sugiere que los niños tengan un mínimo de 60 minutos de ejercicio todos los días. El tipo de actividad no importa, siempre y cuando sea una de intensidad moderada o alta. Esto incluye cualquier cosa, desde saltar la cuerda hasta jugar mica. Los niños pequeños y niños en edad preescolar deben hacer 60 minutos de actividad física estructurada, y no debe permitírseles permanecer sedentarios durante más de una hora a la vez. En una encuesta entre alumnos de 10º grado en Washington en 2006, sólo el 43% alcanzó la meta de actividad diaria sugerida .

Actividades en la escuela

La educación física y las actividades generales durante el horario escolar se redujeron en 14% desde 1991 hasta 2003. Además de eso, sólo el 28% de los estudiantes de secundaria obtienen las cantidades diarias sugeridas de ejercicio físico. Algunas de las razones citadas por los profesores en una escuela de Nueva York por la falta de educación física son la falta de equipo, capacitación inadecuada, incumplimiento de los padres y un sesgo hacia las actividades relacionadas con las pruebas estandarizadas.

Actividades sedentarias

Muchos niños tienen ahora acceso a una gran variedad de medios, incluyendo televisión, máquinas de videojuegos, teléfonos inteligentes e Internet. Los investigadores han relacionado el exceso de ver la televisión con la obesidad infantil tan atrás como 1985. En un documento titulado "Childhood Obesity: Prevalence, Treatment and Prevention", en el sitio web de la University of New Mexico encontró que el uso de los medios de comunicación está fuertemente asociado con la disminución de la actividad física diaria. Además, los niños viendo la televisión son más propensos a comer bocadillos grasos, lo que contribuye al riesgo de la obesidad infantil.

Sugerencias

Las sugerencias de MayoClinic. com sobre cómo ayudar a mantener a tu hijo más activo incluye la reducción de la cantidad de tiempo que ven televisión por día. Trata de hacer cumplir un límite razonable, como por ejemplo no más de dos horas de computadora o televisión al día para todos en la familia. Del mismo modo, la eliminación de los televisores de los dormitorios de los niños puede ayudar a prevenir largos periodos sedentarios. La organización de las actividades diarias de la familia, tales como paseos en bicicleta, pasear al perro o visitas al parque, también puede ayudar a mantener a tus hijos activos.

Más galerías de fotos



Escrito por peter mitchell | Traducido por mario francia