Obesidad y diabetes tipo 2 en niños

La obesidad y la diabetes tipo 2 solían ser afecciones que afectaban a los adultos, y la mayoría de los padres en realidad no tienen que preocuparse que sus hijos desarrollen problemas de salud relacionados con el peso. Sin embargo, desde 1980 y 1990 las tasas de obesidad infantil y de diabetes tipo 2 han incrementado significativamente. Estos problemas de salud pueden aumentar el riesgo en niños de presentar otros problemas de salud, como enfermedades del corazón. Los cambios en la dieta y en el estilo de vida son esenciales para cambiar esta tendencia alarmante.

Estado de la obesidad infantil

La obesidad se define como tener un índice de masa corporal que cae en el percentil 95 o más, según American Academy of Pediatrics. En 2008, aproximadamente el 17% de los niños entre 2 y 19 años se consideran obesos, que es alrededor de 12.5 millones de niños estadounidenses, afirman los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Asimismo, la tasa de obesidad infantil se ha triplicado desde la década de 1990, informa American Academy.

Hacer cambios

Una dieta poco saludable y el sedentarismo son los principales contribuyentes a las tasas de obesidad infantil. La obesidad pone a los niños en un mayor riesgo de padecer enfermedades del corazón, presión arterial alta, diabetes tipo 2, enfermedad de hígado graso, apnea del sueño, asma, depresión y baja autoestima, afirma American Academy of Pediatrics. La reducción de la ingesta total de calorías y el aumento de la actividad física son claves para tratar y prevenir la obesidad infantil. El CDC recomienda que los padres limiten el tiempo de los aparatos electrónicos, reducir la ingesta de azúcar y de alimentos no saludables, servir muchas frutas y verduras, proporcionar mucha agua y fomentar la actividad física diaria.

Estado de la diabetes tipo 2 infantil

Junto con el aumento de la obesidad infantil, la diabetes tipo 2 también está en aumento, según American Academy of Pediatrics. Dado que la obesidad es un factor de riesgo para la diabetes tipo 2, es lógico pensar que más niños están siendo diagnosticados ya que hay más niños con sobrepeso y obesidad que en el pasado. De hecho, aproximadamente el 85% de los niños diagnosticados con diabetes tipo 2 tienen sobrepeso o son obesos, según un artículo de 2000 publicado en "Pediatrics". Tener antecedentes familiares de diabetes tipo 2 pone a los niños con sobrepeso y obesidad en un riesgo aún mayor de desarrollar la enfermedad.

Hacer cambios

Ayudar a los niños a mantener un peso saludable es clave para prevenir y tratar la diabetes tipo 2. Un artículo de 2010 publicado en "New England Journal of Medicine", informa que los cambios en los niveles de nutrición y la actividad física son fundamentales para tratar la diabetes tipo 2, así como reducir la prevalencia de la enfermedad entre niños. El artículo también señala que la reducción de la ingesta de bebidas azucaradas, como refrescos, y animar a los niños a comer menos alimentos ricos en calorías, como dulces, galletas y comida rápida, es necesario para revertir la tendencia de la diabetes tipo 2 de la diabetes infantil. En vez de estas calorías vacías, los niños deben elegir opciones más nutritivas, como frutas y verduras.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por mayra cabrera