Nutrientes que regulan la temperatura del cuerpo

El cuerpo humano mantiene una temperatura interior consistente de entre 98 y 100 grados Fahrenheit (36 y 37 grados Celcius). El cuerpo requiere de ciertos nutrientes, incluyendo al agua y al magnesio, para mantener esta temperatura saludable. La deshidratación pueden bloquear la capacidad del cuerpo de mantener una temperatura segura.

Agua

El agua es cerca del 60 por ciento de tu peso y juega un papel esencial en la regulación de la temperatura del cuerpo, así como en el retiro de desperdicio y de lubricación y protección en las articulaciones, tejidos y en la médula espinal. La evaporación del sudor en la superficie del cuerpo ayuda a enfriarlo durante el clima cálido y la actividad física. La deshidratación puede conllevar a la intolerancia del calor, al mareo, a la fatiga, a la piel reseca y a la pérdida de apetito. La deshidratación severa puede ser fatal.

Ingesta de agua

El Institute of Medicine (Instituto de Medicina) recomienda que los hombres beban entre 13 vasos de bebidas al día y las mujeres nueve. Bebe agua con cada comida o cuando te sientas sediento. Bebe por lo menos dos vasos de agua uno cada dos horas antes de hacer ejercicio en el exterior, así como lo sugiere la Cleveland Clinic, y bebe de 5 a 10 onzas (148 a 296 ml) adicionales de agua cada 10 a 15 minutos mientras estés afuera.

Magnesio

El magnesio, el cuarto mineral más abundante en el cuerpo, juega un papel importante en varias de las funciones del cuerpo, incluyendo en la energía del metabolismo, en la descomposición de las proteínas, y en la regulación del azúcar y presión en la sangre. El magnesio también juega un papel importante en la regulación de la temperatura corporal.

Fuentes e ingesta de magnesio

La ingesta recomendada de magnesio varía según a la edad y al sexo. Los hombres de entre 14 a 18 años de edad deben tomar 410 mg de magnesio al día, los que se encuentran entre 19 y 30 deben tomar 400 mg al día y los que están arriba de 31 años de edad deben ingerir 420 mg al día, según la Office of Dietary Supplements (Oficina de Suplementos Alimenticios). Las mujeres de entre 14 y 18 años de edad deben tomar 360 mg al día, las de 19 a 30 deben tomar 310 mg al día y las que son mayores de 31 años deben ingerir 320 mg al día. Las fuentes de magnesio incluyen las almendras, los anacardos, los frijoles de soya, la espinaca, la avena fortificado, las papas, el maní, las legumbres, el salvado de harina, el germen de harina, el arroz blanco y los aguacates.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa porter | Traducido por fernando villarreal