Nutrientes de las hojas de menta

Originaria de Europa, la menta --una familia de plantas cuyos miembros principales incluyen a la hierbabuena (spearmint) y a la menta (peppermint)-- se cultiva en Estados Unidos. Al igual que otras hierbas, las hojas de menta brindan una manera saludable para dar sabor a tus comidas, sin tener que recurrir a condimentos grasosos o cargados de sodio, lo que puede supone un riesgo para tu salud. Utiliza la menta en una variedad de platillos para disfrutar de los beneficios de la riqueza de su perfil nutricional.

Nutrientes básicos

Las hojas de menta son muy bajas en calorías -una porción de un 1/4 de taza de menta (peppermint) fresca contiene sólo 4 calorías, mientras que una porción equivalente de hierbabuena (spearmint) proporciona solamente 10 calorías. Las hojas de menta frescas contienen cantidades insignificantes de proteínas y grasas, y proporcionan pequeñas cantidades de carbohidratos. Una porción de menta ofrece 1 g de carbohidratos totales --incluyendo 0,5 gramos de fibra--, mientras que la hierbabuena contiene 2 gramos de carbohidratos por porción, incluyendo 1,6 gramos de fibra. La fibra de las hojas de menta ofrece beneficios para la salud, incluyendo la ayuda para reducir los niveles de colesterol y reducir el riesgo de obesidad.

Contenidos de vitaminas

Las hojas de menta proporcionan una cantidad considerable de vitamina A, así como pequeñas cantidades de otras vitaminas. La vitamina A promueve una piel sana y apoya a tu sistema inmune --y también ayuda a que las células se reproduzcan normalmente. La hierbabuena es rica en vitamina A. Cada porción de un 1/4 de taza contiene 924 unidades internacionales, y proporciona el 40% de la recomendación diaria de vitamina A de ingesta para las mujeres y el 31% para los hombres, establecido por el Institute of Medicine. La menta también proporciona pequeñas cantidades de vitamina C y vitaminas del complejo B, aunque no sirve como una fuente importante de estos nutrientes.

Contenido de minerales

La hierbabuena, no así la menta, también sirve como una buena fuente de minerales. Tiene alto contenido de hierro, de 2,7 miligramos por porción, y proporciona el 15% de los requisitos de ingesta de hierro para las mujeres y el 34% para los hombres, de acuerdo con el Institute of Medicine. La hierbabuena también contiene manganeso --aproximadamente el 11% del requerimiento diario para los hombres y el 14% para las mujeres. El manganeso contribuye a la función saludable del cerebro y ayuda en la producción de hormonas sexuales, mientras que el hierro ayuda a proveer a las células de oxígeno y a la producción de energía.

Uso de las hojas de menta

El sabor dulce y crujiente de las hojas de menta complementa una amplia variedad de platillos. Adorna tus guisantes verdes y zanahorias al vapor con hierbabuena triturada, o mezcla hojas de menta picada con arúgula, arándanos (cranberries) secos sin azúcar y nueces tostadas para una ensalada saludable. Añade unas pocas hojas de menta fresca a tu batido favorito --una mezcla de leche descremada, yogur griego, plátano congelado, cacao en polvo y menta hace un delicioso batido de chocolate y menta rico en proteínas. Alternativamente, sumerge hojas de menta fresca en agua caliente para un té de menta o hierbabuena, o sumérgelas en agua helada para agua de sabor totalmente natural.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por tere colín